domingo, 18 de noviembre de 2007

SHARBAT


Seguramente todos recordáis esta portada del National Geographic, hecha por Steve McCurry.
Especialista en fotografiar las consecuencias que producen desastres y conflictos armados tanto en la psique como en la fisonomía de las víctimas y de los verdugos, McCurry, fotógrafo estadounidense, posee un instinto innato para captar la esencia de los sentimientos humanos, y siempre se ha sentido fascinado por el contraste cultural del continente asiático.

Indudablemente su foto más famosa es la que encabeza este artículo, una de las más célebres de la historia. Es el rostro de una muchacha afgana en el campamento de refugiados de Nasir Bagh en Peshawar (Pakistán). Sus intensos ojos verdes dieron la vuelta al mundo en una portada de la revista National Geographic en 1.985. Y seguramente en alguna ocasión os habéis preguntado qué sería de ella... También el National Geographic tuvo esa curiosidad. Además, suponía otra buena portada. Así que diecisiete años más tarde, en 2.003, Steve McCurry decide regresar a la región fronteriza entre Afganistán y Pakistán para tratar de averiguar qué ha sido de la chica, de la que no conoce ni su nombre. Es la última oportunidad de localizarla, ya que el campamento de refugiados será pronto cerrado. Para identificar con seguridad a la joven en caso de encontrarla se ha procedido a escanear el iris de sus ojos a partir de la fotografía.

Steve sólo obtiene falsas pistas, conoce mujeres de sorprendente parecido con la muchacha buscada y oye rumores de que ésta falleció a los trece años al dar a luz su primer hijo. Desalentado regresa a Estados Unidos, pero deja a un importante periodista del país, Rahimullah, continuando las pesquisas.

Tras una intensa búsqueda, Rahimullah encuentra a un hombre que asegura ser el hermano de la jovencita de la foto y avisa a Boyd Matson, compañero de McCurry. Se presentan en su casa y logran obtener el permiso del marido y de sus tres hermanos para que la periodista Carrie Regan hable con ella y le haga unas fotos. Más tarde, también los hombres son autorizados a ver a la muchacha, pero ésta siempre con su rostro oculto tras el velo.

De los detalles que ella cuenta durante la conversación parece deducirse que se trata de la misma persona a la que Steve McCurry había fotografiado diecisiete años atrás. Su nombre es Sharbat Gula, pertenece a la etnia pastún, está casada y tiene tres hijas. Desconoce su edad exacta pero aunque notablemente envejecida debe de rondar los treinta. Así pues, tendría doce o trece cuando fue obtenida la célebre foto.

Finalmente, tanto los expertos del FBI como la identificación por el iris coinciden en el resultado: se trata de la misma persona. Inmediatamente Steve McCurry regresa a Pakistán y se produce el reencuentro con la muchacha. Dadas las excepcionales circunstancias, es autorizado para volver a fotografiarla, obteniendo nuevas imágenes que muestran el deterioro causado por el paso del tiempo en una mujer que, además de la marginación propia de su sexo, ha sufrido las penalidades de ser una refugiada, hija de un país que lleva 23 años sufriendo el azote de la guerra, que cuenta con más de un millón y medio de muertos y con casi 4 millones de refugiados.
Estas son algunas de las fotos del último reportaje fotográfico publicado por el National Geographic protagonizado por Sharbat Gula.









48 comentarios:

Raùl Junquera dijo...

Excelente artìculo, creo recordar haber visto esa foto, me ha impresionado mucho el relato y el empeño de esas personas por saber donde estarìa esa chica y buscarla.

SALUDOS!!!!!

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Ví el reportaje de National Geographic, de la búsqueda de la niña hasta que dieron con ella. Una fotografía que es todo un símbolo pero a mi modo de ver las cosas creo que no deberían de haberla buscado tantos años después.Se perdió la magia, el misterio de esos increibles ojos, aunque también sirvió para darnos cuenta que la ahora mujer de la foto, a pesar de ser un rostro archiconocido en todo el mundo vivía y supongo que vive, en unas condiciones realmente deplorables en la más absoluta de las miserias.

manuel-tuccitano dijo...

como raúl, también tuve la suerte de ver el reportaje de National G... lo que verdaderamnte me llama la atención es la discriminación y maltrato psicológico con que se castiga a la mujer en este pais... emanaba en el reportaje.

Saludos

Jassy dijo...

Vi esa edición del National Geografic, alucinante.
Treinta años y poco mas debia tener en el reencuentro pero parece una anciana...
Gracias por recordármelo, aunque no he podido ver las fotos , tan sólo la última, lo recorde enseguida por el nombre. Interesante artículo
beso, buena semana.

raizen dijo...

Sus fotos son increíbles, captura "el alma" como pocos pueden hacerlo...
Un abrazo con cariño

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Existen seres humanos de segunda categoría?
Cuántas cosas hace el hombre en nombre de Dios?
Cuántas leyes absurdas dictadas por sus emisarios, por sus profetas, por sus etcéteras?
Y me pregunto: Existe ese Dios?

Sharbat Gula. Triste fue ver su foto antes, más triste ver, su foto, ahora.

Para Ustedes. Todo lo mejor.

PS: Dios = Todos los dioses.

Manuel Rubiales Requejo dijo...

Vi el documental del reencuentro con la joven de ese rostro tan enigmático. Toda una odisea.
Un abrazo.

SCD dijo...

¿Quien no habrá visto esa foto?, muy buena la idea de ir en busca de ese rostro que todos tenemos en la retina.
Saludos amigos!!!
P.D.: Será el sereno pero yo no puedo ver las imagenes :-(

domino dijo...

SI SII yo tambien vi el reportaje hace mucho..me asombre en su momento..ya q no encontrar a alguien tan conocido en el mundo entero pero no saber nisiquiera donde esta o cual es su verdadero nombre es una cosa ilogica..pero asi sucedio..cuantos se habran llenados los bolsillos de dinero con su rostroo..y ella, alli en algun lado del mundo perdido..
bueno..yo tengo un cuadro en mi casa con su cara..ella ni se imagina lo q sus ojos y vueltas dio y conmovio..al mundo.
bueno muchos saludos..y mmmm hace mucho no los veo por mi blog..me tienen abandonada!!! ñif..

buena semana!

nadaq dijo...

...avalon, linda un pajarito (bueno, mejor un pajarraco) que se llama yraya me dijo que había sido tu cumple??? ....ayyy....felicidades guapaaaaaa...y no....no me digas cuantos que me das una envidia ...pero tope de la verdosa!!!! ....jaja. Un abrazote enormeeeee

_________________

Espectaculares fotos. Un rostro de lo más interesante y fotogénico. Devastado por el tiempo. Se endureció, desconfió.
Lo más duro es que cuesta imaginarla sonriendo.

Demasiados seres humanos sufriendo en este mundo.

María Narro dijo...

¡joder, joder, joder!

¿Y es la misma mujer?

lamentable como las circuntancias endurecen y envejecen un alma. Sólo hay que mirarla lentamente a los ojos.

Un beso.

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Felicidades atrasadas también. Ya sabes, no importa el número, importa seguir cumpliendo. Besos.

Paco dijo...

Me he quedado extasiado y casi sin palabras ante ambas fotografías. La vejez deteriora, pero, el medio, el dolor, la rabia, el hambre, los muertos, la lucha por la vida..., pueden hacer que el brillo desaparezca de los ojos aún estando vivo. Excelente artículo.
MIS FELICITACIONES AVALÓN Y ETINARCADIA

Trini dijo...

Ya vi el reportaje en la revista y me llamó la atención las diferencias que, el paso de los años, han provocado en este mujer. Siempre me maravillaron esos ojos y su misterio.

Un abrazo

El Viento dijo...

No sé por qué pero no puedo ver las fotos.. De todas maneras recuerdo esos ojos. De los más bonitos que he visto en mi vida. No puedo comparar su rostro con el de ahora aunque por los comentarios, sin olvidar la dureza de la vida de tantas y tantas mujeres, casi prefiero recordarlo como cuando lo vi hace ya bastantes años....
Avalónnnnn....felicidades...ahora recuerdo, escorpiana. Besazos muy fuertes..
Etinacardia, aunque no sea tu cumple...besos muchos y por supuesto, salud.

El Viento dijo...

uyyy...Táchese "escorpiana". Sustitúyase por lo correcto...

Ana R dijo...

Tampoco yo he podido ver las fotos, aunque si lo hice , cuando se publicaron y el impacto que me causaron.El paso del tiempo ( que no es tanto) ha sido brutal en una sociedad, donde no olvidemos, los 40 ya son vejez...

Un abrazo

yraya dijo...

Ayer vi vuestro post con sus respectivas fotos, hoy ya no están????
desde luego su manera de mirar y la dureza de su rostro lo dice TODO, jo, que pena.

Un abrazo

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Claro que recuerdo esa foto!!! Aunque no aparecen en el blog? REcuerdo cuando salio la nueva foto. Tantos sufrimientos que debe haber pasado entre una y la otra foto no?

Calle Quimera dijo...

El empeño de la revista en buscar a esa chica no creo que fuese muy altruista, Raúl. A todos nos gusta saber "qué fue de..", y aquella niña de 1.980 y pico tenía muchos alicientes para convertirse en otra buena portada 17 años después...

Lo del fotógrafo ya es distinto, supono que a él le moverían además otras motivaciones, pues su trabajo ha estado siempre
centrado en rostros humanos castigados por guerras y desastres.

Besotes.

Calle Quimera dijo...

La magia siempre se pierde ante la cruda realidad, Alberto. Te puedes imaginar las condiciones de vida en un campo de refugiados, y más aún para una mujer pastún, la etnia de costumbres más radicales entre los afganos. La miseria de un campamento de ese tipo sumada a la que caracteriza la vida de una mujer cosiderada un simple objeto sobre cuya vida y muerte tiene derecho absoluto el hombre.

No, no extraña la foto de la Sharbat adulta...


Besotes, y gracias por la felicitación. :-)

Calle Quimera dijo...

Yo no llegué a ver el reportaje, Manuel-Tuccitano, pero algo sé de las condiciones deplorables en que vive la mujer afgana, y es para poner los vellos de punta. Si ese maltrato solo fuera sicológico.... Y súmale las rencillas y odios
entre las etnias que conviven en este país, y el fanatismo, sobre todo religioso, 20 años de guerras...

En fin, un panorama desolador que se refleja en los estragos apreciables en el rostro de una mujer que en el momento de ser fotografiada no tedría más allá de 30 años y sin embargo parece infinitamente mayor.

Besos.

Calle Quimera dijo...

No sé lo que pasa con Bloggers, Jassy, pero últimamente las
fotografías nos "desaparecen", y creo que somos los únicos porque no he visto que ocurra en otros blogs.

Espero que alguien que tenga conocimientos de informática nos
pueda explcar por qué sucede esto...

Otra cosa: me resulta imposible entrar a comentar en tu blog.Pulso la florecita esa que aparece en él sobre los comentarios, pero no se me abren. Debe de ser problema mío, porque veo que hay comentarios, luego otros pueden... Pero tampoco sé cómo solucionarlo. Lo he intentado en días distintas y nada... Dime cómo puedo entrar en los comentarios.

Besos.

Calle Quimera dijo...

Ya lo creo que esas fotos capturan el alma, Raizen... A mí las que más me estremecen son esa que está con su familia y la que la muestra recubierta enteramente con el burka. En la primera, esa postura de hombros caídos, de encogimiento entre los dos hombres, de anulacion, invisibilidad...Al sufrimiento de la guerra y la violencia, hay que añadir el de ser mujer en un mundo en el que esa condicion es sinónimo de no tener derechos. Y eso lo refleja la foto del burka. Para mí, es
casi la más terrible de todas... Que solo podamos apreciar su rostro en una foto, la que sostiene en su mano. La negación
total de un ser humano...

Besos.

Calle Quimera dijo...

Los seres humanos, sea cual sea su credo, raza, color, tendencias de todo tipo...solo pueden pertenecer a una misma categoría, Silmariliat: la de seres humanos. Por mucho que haya quienes se empeñen en hacer clasificaciones de 1ª y 2ª, como en el fútbol. Muchas veces, en nombre de Dios.

No, no creo que exista el Dios que predican falsos profetas y emisarios. Dios, por definición, es un ser superior, y en un ser duperior no caben defectos como la crueldad,la intransigencia... Y esto es lo que muestran los que se erigen en sus representantes y se empeñan en hablar por Él. Ahí
tienes la muestra, en el rostro envejecido prematuramente de una mujer que solo se ha podido desprender del burka con permiso de los hombres de su familia, y por tratarse de una ocasión muy especial. Y supongo que porque también habría dinero de por medio..

Besos, Hechicero.

Calle Quimera dijo...

Yo no llegué a ver aquel documental, Manuel. Probablemente, el documental fue más negocio que añadir al negocio de la nueva portada, pero bienvenido sea si sirve para sensibilizar a la opinión pública de las condiciones de vida de las mujeres afganas, y que aumente un poco la bien pobre repercusión de las escasas organizaciones de mujeres de ese país que recorre el mundo intentando concienciarlo de la tragedia que viven.

Besos.

Calle Quimera dijo...

Quizás haya sido la portada más importante del National Geographic, SCD. Es imposible de olvidar el rostro de aquella
adolescente. Por eso me pareció que sería interesante reencontrase con ella 17 años después.

No sé qué ocurre con las fotos; salen en su momento, pero a las pocas horas desaparecen, y reaparecen a ratos. ¿Tú tendrías idea de cómo solucionarlo? Te lo pregunto porque me da la impresión de que tienes conocimientos informáticos...

Un besote.

Calle Quimera dijo...

Eso parece, Domino, que quien alcanza la fama aunque sea de esta manera no sería olvidada... Hace unas semanas recordé, ni sé por qué, esa portada del National Geographic, y me pregunté qué habría sido de aquella chica. Quizás esperando en lo más recóndito de mí que hubiera tenido suerte, que ser vista por milones de personas la hubiese salvado de algo. Porque ya se sabe que lo que no se ve y se publicita no existe... Me dediqué a buscar por internet, por si había rastro de ella, aunque sin muchas esperanzas. En 1.985 había sido vista y admirada, pero imaginaba que un mes después se habría perdido su rastro. Y no fue así. Tiendo a pensar que no fueron motivos puramente altruistas o humanitarios los que movieron a la revista a buscarla de nuevo, sino más bien pecuniarios. A todo el mundo le gusta saber "qué pasó con", y diecisiete años después esa chica, ya mujer, constituía una buena portada.

Últimamente estamos mal de tiempo, Domino, Etinarcadia aún peor que yo... Esperamos pasar pronto por tu casa.

Besos, y buena semana.

Calle Quimera dijo...

Sí, Nada, el pajarraquillo llevaba toda la razón. ;-) Ha sido mi cumple, casi a la vez que el de ella. Y no, no te digo cuántos, porque llega un momento en la vida de las mujeres en que ya no tenemos peso ni edad. Somos cuerpos gloriosos..je.. Un millón de gracias por ese abrazote, guapísima.

Ya lo creo que son espectaculares las fotos, Sus ojos conservan la increíble belleza de los 12 años, y siguen teniendo algo de animal salvaje y magnífico, pero ahora de animal domado, resignado tras las rejas de su burka, las de su condición de mujer pastún, las rejas de tela de las tiendas del campamento de refugiados. Lastima ese puntito de indefensión en ese amago de sonrisa enigmática de Mona Lisa triste y venida a menos que intenta esbozar, lastima verla encogida, como perrito apaleado, entre los hombres de su familia...

Demasiados seres humanos sufriendo en este mundo, tú lo has dicho...

Besotes, guapa.

Calle Quimera dijo...

Sí, Nada, el pajarraquillo llevaba toda la razón. ;-) Ha sido mi cumple, casi a la vez que el de ella. Y no, no te digo cuántos, porque llega un momento en la vida de las mujeres en que ya no tenemos peso ni edad. Somos cuerpos gloriosos..je.. Un millón de gracias por ese abrazote, guapísima.

Ya lo creo que son espectaculares las fotos, Sus ojos conservan la increíble belleza de los 12 años, y siguen teniendo algo de animal salvaje y magnífico, pero ahora de animal domado, resignado tras las rejas de su burka, las de su condición de mujer pastún, las rejas de tela de las tiendas del campamento de refugiados. Lastima ese puntito de indefensión en ese amago de sonrisa enigmática de Mona Lisa triste y venida a menos que intenta esbozar, lastima verla encogida, como perrito apaleado, entre los hombres de su familia...

Demasiados seres humanos sufriendo en este mundo, tú lo has dicho...

Besotes, guapa.

Calle Quimera dijo...

Es la misma mujer, María, solo 17 años más tarde de aquella primera foto. Y parece que le hayan pasado ya factura 7 vidas... Es increíble cómo los horrores de la guerra, el contacto continuo con la muerte, con el sufrimiento pueden transformar el rostro y los ojos más bellos en una máscara de total y absoluta resignación.

Besos, guapa.

Calle Quimera dijo...

Contemplar los ojos de esa mujer a mí, al menos, me produce una enorme tristeza, Paco.

La expresión de los ojos de la niña es casi desencajada, casi
salvaje.. Tiene algo de animal acorralado, quizás de gato montés. Hay algo indefinible en esa mirada. Y no es bueno.

Esa foto parece la lápida de una niña, de la que ya no es con 12 años, cercana a contraer matrimonio, a cubrirse con el
sudario del burka y enterrarse en él de por vida. De la niña que probablemente no lo fue nunca, porque las únicas flores que conoció fueron flores de metal, del metal de los kalashnikov. No, no puede ser bueno ese algo indefinible de su mirada. Y qué decir ya de la mirada de la mujer..

Besos.

Calle Quimera dijo...

Las diferecias son brutales, ¿verdad, Trini? A mí me encoge el alma esa resignación, esa falta de vida en su rostro y sobre todo en sus ojos, seguramente, los más bellos que haya visto nunca. Bueno, con una única excepción...

Besos.

Calle Quimera dijo...

En esas fotos recientes tendrá unos 30 años, Viento, solo 30 años, y parece tener muchos más. Lo que más me impresiona es esa expresión de perrito apaleado, tan distinta de la foto de cuando era una adolescente.

Creo que muchas cosas tienen arreglo a poco que la voz de la calle se haga oír, pero hay países como el de esta mujer donde las rencillas y odios entre las etnias que conviven son tan profundos y el fanatismo, sobre todo religioso, está tan arraigado e incluso va a más, que dudo de que alguna vez cambien las cosas. Al menos, no a corto ni medio plazo.

No sé por qué no se pueden ver las fotos, últimamente nos desaparece casi todas, pero mis escasos conocimientos informáticos no dan para solucionarlo... Espero que alguien me pueda echar una mano.


Gracias por esa felicitación. Y más aún por ese beso a Etinarcadia, aunque no sea su cumple. Eres un solete.. Un beso enorme.

Calle Quimera dijo...

No, Ana R, 17 años no son tantos en una vida. Esta mujer no pasa de los 30 ó 32, aunque aparenta muchos más. En su sociedad los 40 son vejez, efectivamente, sobre todo para las mujeres...

Besos.

Calle Quimera dijo...

Yraya, chica, no entiendo qué pasa en este blog con las fotos. Parece que tenemos duendes burlones metidos dentro... Lo mismo se ven que pichas de nuevo en la página y ya no están. A ver si algún alma caritativa y sobre todo experta en informática me puede decir algo al respecto, cómo subsanar esto..

La dureza del rostro de la Sharbat niña ha dado lugar a una expresión de perrito apaleado en la Sharbat mujer que estremece...

Besotes.

Calle Quimera dijo...

Y que lo digas, Lena...Probablemente los ojos de esa chica denotaban miedo a lo que estaba viviendo, y puede que más a lo que le quedaba por vivir. No debió de ser fácil, la vida nunca lo es para quien vive entre los horrores de una guerra.

Mejor no saber qué vieron esos ojos durante esos 17 años...


Un beso.

Malena dijo...

Primero dos cosas: Felicitar a mi gemelita por su cumpleaños. Espero que pasaras un día muy feliz. Un muak muy grande. Y segundo dar las gracias por las caricias que le diste a aquella paloma que se había quedado sin poder alzar el vuelo. Otro muak.

En cuanto a las fotos, yo tampoco las he podido ver pero sé de que ojos estais hablando.

Eran unos ojos que hablaban por sí solos. Y el cambio después de esos años, es increible, pero yo también he visto aquí mujeres que parece que son mucho más mayores de la edad que tienen debido al sufrimiento.

El dolor, la injusticia, el hambre y muchas más cosas pasan su factura.

Habeis escrito un artículo por el que hay que felicitaros.

Un beso muy grande para mis Quimera.

El perro andaluz dijo...

Por alguna razón no puedo ver las fotos, pero sé de quién se trata. También leí el artículo de la busqueda más no sabía que ya la habían encontrado. La expresión de Sharbat, pero sobre todo sus ojos, jamás podrían olvidarse. Lástima que la belleza indecible de aquella mirada, contraste tanto con la triste historia que le ha tocado vivir.
Abrazos y besos a montones.

Mundo Paralelo dijo...

Fascinante historia, McCurry es la envidia sana de cualquier fotógrafo al rededor del mundo, sus fotos sobre oriente son tan extraordinarias que hablan por si mismas. Seguramente el rostro expresivo de Sharvat nos enseña que ella debió ser una de las chicas que tuvieron mejor suerte en su comunidad.

Mundo Paralelo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SCD dijo...

Es bastante extraño que no se vean las imagenes... puede ser que sea por algun codigo que hayan ingresado mal, o por ejemplo un codigo de estadisticas para el blog, hay muchos de esos codigos que estan dañados o mal hechos intensionalmente para poder mostrar publicidad, creo que no se han dado cuenta porque esta gente ya tiene sus IP's pero al entrar a Calle Quimera salta publicidad popup y al abrir el cuadro de comentarios tambien... puede que de alli venga el problema.

Mientras encuentran el problema, les aconsejaria que publiquen desde AQUI, es igual que desde Blogger.com, solo que es desde donde blogger hace las pruebas antes de volverlas oficiales, puede que desde alli si muestre las imagenes.

Siento no poder ayudar más, pero revisen todos los codigos que hayan ingresado, yo empezaria a buscar el problema por alli.

Saludos!!!

Calle Quimera dijo...

Un montonazo de gracias por esa felicitación, Malena. Sí, fue un día muy feliz, como hacía tiempo que no lo era... Y en cuanto a esas caricias, no hay nada que agradecer. Entre palomas nos entendemos.. :-) Todas las palomas tienen momentos en que son incapaces de levantar el vuelo, pero, unas más rápido que otras, se reponen enseguida, y esta era de las que solo necesita una palabra para empezar a volar enseguida.

Es un fastidio que desaparezcan las fotos, pero por suerte la inmensa mayoría de vosotros sabe de las que estamos hablando. A esta mujer de 30 años que parecía más próxima a los 50 le han pasado factura muchas cosas, pero principalmente ser mujer en Afganistán, la mayor de las desgracias en ese país.

Un besazo, gemelita. Y mucha salud.

Calle Quimera dijo...

Esto de las fotos es una confabulación, Allan, seguro...je.. No sé qué ocurre con ellas, pero no he advertido que pase lo mismo en otros blogs. Quizás con la solución que nos ha dado SCD podamos arreglarlo.

Sí, la encontraron cuando ya tenía 30 años, pero parecía una mujer de bien pasados los 40. Sigue teniendo unos ojos bellísimos, creo que de los más bonitos que he visto nunca, pero con una expresión tan triste, tan derrotada, tan resignada... La situación de las mujeres en Afganistán sigue siendo prácticamente la misma que en época de las talibanes, sobre todo en los núcleos rurales y más aún en la etnia pastún, la más fanática. Cuando alguna de las escasas organizaciones de mujeres afganas recorre el mundo explicado su kafkiana situación casi no se entera nadie, los medios ni le prestan atención, y sin embargo, corren ríos de tinta cuando un rey que está ya harto de la mala educación de otro jefe de estado le manda callar. Vivir para ver, querido Allan, vivir para ver...

Un besote enoooooooorme, y muchísima salud.

Calle Quimera dijo...

Ya lo creo, Freddy, y tú, que entiendes todo lo que hay que entender de fotografía, lo sabes. McCurry es un mago de la cámara...

No, Sharbat no fue una mujer afortunada. No las hay en Afganistán, allí son meras esclavas sin ningún tipo de derecho, sin dignidad, sin personalidad, anuladas como seres humanos... La única mujer afgana con suerte es la que escapa de allí.

Un besote, y salud.

Calle Quimera dijo...

No nos habíamos dado cuenta de que saltara publicidad al abrir la ventana de los comentarios, SCD, pero sí que salta a veces cuando se pincha el contador de visitas. Seguramente su código esté programado para que aparezca publicidad, como sugieres...

He intentado publicar desde la dirección que me dabas, la del Bloggers de prueba, cuesta mucho cargar las fotos al armar el post, tarda la misma vida, pero bueno, si así pudiésemos solucionar el problema...

Otra cosilla, cuando hablas de revisar los códigos, ¿te refieres a los que se insertan en los elementos de página? Hijo, a mí es que hay que explicármelo todo como para tontos, porque de informática tengo poquísima idea. Y de consultarle a Etinarcadia na de na.. Lo suyo con la informática no tiene nombre. Ni apellido..je.. ;-) me va a matar cuando lo lea..jjajajaa..

Besotes, cielo, y un montón de gracias por tu ayuda. Ese Bloggers de prueba quizás nos solucione la papeleta. Eres un sol.. :-)

SCD dijo...

Si, son los elementos de pagina, los que agregas con codigo HTML... si se tarda mucho en publicar en la direccion que te di, entonces creo que puede ser un error en la plantilla... yo eliminaria todo el codigo como ya te dije y despues cambiaria de plantilla por otra cualquiera, para despues regresar a la que tenia, asi te aseguras tener una plantilla sin errores.
Saludos!!!

Ashbless dijo...

Vivimos en una época dorada como la que se asocia a la Atlántida u otros territorios míticos.

Vivimos vidas largas, estamos protegidos de casi todas las enfermedades, podemos viajar y comunicarnos a distancia y somos todos hermosos, incluso podemos comprar esa belleza.

A nosotros no nos lo parecerá con la ceguera que da la cercania, con el estress, los atascos, el ruido...

Pero si nos parece ue nuestra vida es dura, comparemos lo que envejecemos de media en los 17 años que han pasado entre foto y foto.

Yo no he envejecido ni la mitad. Incluso siendo mayor que ella, parezco mucho más joven. ¿Y usted?

¿Vive en el primer mundo o en el resto del planeta?

Por favor, no lo digo para recriminar nada -aunque yo me siento vagamente vergonzoso de estos privilegios no merecidos- sino para que lo disfrute.