viernes, 2 de marzo de 2007

EL CLAVO



Asqueado y agotado de gritar entre la multitud,
la rabia me consume.
Miles de sanguijuelas me chupan la sangre,
y a estas alturas nada me importa.
La costumbre no me duele, ya me resbala...
¿Qué más da si lo que escribo es literatura
o una masturbación literaria?

Todo es una reunión de moscas alrededor de un enorme excremento,
jugando a las cartas trucadas de la vida.
Al menos ellas pueden volar...
Nosotros nos la meneamos, nos corremos y lloramos,
movimiento frenético hasta llegar a un paroxismo grotesco,
flujo que se dispara sin sentido, lágrimas estériles,
no hay escapatoria...

Solo una puta mierda, que además no cobra por follar,
nos la chupa y ni siquiera se limpia los labios.
¿Qué importa si todos estamos sucios,
contaminados, rotos, inconscientes...?

El frío cañón de una pistola enfila mi sien, y me río.
No debo nada a nadie y si es que no pago,
a la mierda las deudas... Porque a mí también me deben, ¿sabes?
Dame música. Cansado de revolcarme en fango.
Dame un arma, muero por vivir.
Tengo ganas de llegar al abismo .
Mucho tiempo ya durmiendo vivo, despierto solo para soñar…
Y mucho tiempo ya que las ilusiones olvidaron dónde vivo.
La pólvora me emborracha,
y recuerdo que mi amigo ya murió dormido.
¿Y qué más da todo...? Me voy con él,
que ya es hora, y la cerveza se calienta.
La vida, un dibujo en la arena.
En el aire que la sopla, el cadáver del tiempo...
Me voy al infierno, sé que Lucifer tiene alma de blues.
Sabe llorar, aunque lo negará siempre...
Añora al mundo, pero lo dejaron fuera.
Un juicio sin defensa, risas de banquillo. Burlas en el cielo.
Dame la palabra, arriba y abajo, y el universo temblará.
Todo empezará de nuevo.



ETINARCADIA

14 comentarios:

Abandré dijo...

que palabras,tienen una fuerza que golpea y acaricia, me gusto muchisimo hay tanta verdad en esa palabras.
saludos y sigo visitando!

Athos dijo...

Excelente escrito. Te felicito.
Buen fin de semana

Maria dijo...

Ufffffffffffffff!!!
Dame alambre y me alejo de ti. Tus verdades las hago mias y es que todo es cierto.

Sigo en tu calle de quimeras.
Besos con sal
La Negra

Ana R dijo...

Al final todos somos idelistas corrompidos, indudablemente.
Un texto orgásmico , ante el que Bukoswki habria sonreido.

Un saludo

SCD dijo...

¡¡¡Wow!!!, que manera de escribir, de verdad, de nuevo te presento mi admiración y respeto.

Me gustó mucho, dices las cosas de una forma que despierta a los sentidos.

Un abrazo, saludos!!!!!!!!!!!!!!!

Calle Quimera dijo...

Muchas veces se arrojan palabras por no arrojar bilis, Abandré, y dependiendo de la cantidad de ésta que haya la palabras surgen con mayor o menos fuerza.

Un saludo muy cordial, nos seguimos visitando.

Calle Quimera dijo...

Gracias,Athos. Encantado de verte por aquí, un saludo.

Calle Quimera dijo...

Mejor que el alambre acerque.. Es agradable tenerte paseando por esta calle, María, compartiendo verdades y quimeras.

Besos.

Calle Quimera dijo...

Es difícil que el idealismo permanezca incorrupto tras mucho transitar por las calle del mundo de ladrillo. Queda como refugio, como catarsis, la calle de las quimeras.

Saludos, Ana R.

Calle Quimera dijo...

Gracias, SCD. En ocasiones, escribir es la única manera de despertar lo duerme dentro su sueño intranquilo. O de darle voz, para que grite de una vez, vuelva a dormir y calle.

Saludos.

Jabi.- dijo...

CUANTA RABIA C.Q.!!! me encanta, exita esto, tengo ganas de agarrar un palo y darmelo por la nuca, que me has dado de leer! esto activa los sentidos, no tengo mas que felicitarte y disculparme por mi ausencia en estos lares. BESOS.

Mundo Paralelo dijo...

Para mi la literatura es vida, deseo, pasión y estoy seguro que no es masturbación lo que has escrito, pero creo que liberaste esa energía recargada en tu pluma.

Calle Quimera dijo...

Jabi, escribir sirve, entre otras cosas, para arrojar lo que llevamos dentro, y precisamente para no tener que coger el palo. Contra nadie, pero menos aún contra uno mismo. Cuando sientas rabia coge la pluma, nunca la vara. Se queda uno m´s tranquilo después de escribir, ya lo verás.

Gracias por tus efusivas palabras, y estoy encantado de verte de nuevo.

Un saludo muy cordial.

Calle Quimera dijo...

También para mí la literatura es fuego, pasión, y por eso a través de lo que escribo a veces libero energía, tensiones, todo lo que la vida cotidiana obliga a guardar bajo presión.

Saludos, Mundos.