lunes, 5 de marzo de 2007

AMAR


Convertir la tristeza y el silencio en música, saber tocar las cuerdas de las entrañas hasta hacer sonar todos y cada uno de los arpegios de los sentimientos... Eso es entonar a dúo un blues. Las manos interpretan ese blues, ponen música y letra. No hay diálogos como los que transcurren entre ellas y la piel cuando el amor habla. Ni mapas como los que dibujan los dedos sobre la geografía amada, ni calor en el alma como el que producen en un cuerpo.

Ya sé que nada es eterno, ni el amor siquiera, al menos no siempre. A veces es árbol de raíces milenarias que, a puro querer ser raíz, jamás dejará caer el tronco que sustenta. Pero no hay muchas sequoias... Dejémoslo en que las raíces de ese árbol se extenderán hasta el infinito, la vida será siempre una eterna mañana de diciembre, limpia y soleada, y en el regazo de su translúcido aire se mecerán las notas de un blues... mientras dure esa eternidad.

AVALON

22 comentarios:

Moony dijo...

Que dure...y sí, que la vida sea una eterna mañana soleada de diciembre, con raíces infinitas y con pestañas en las que dejar que un blues se pose, hasta hacerlas temblar.
Soñar es barato, es inofensivo y es algo solitario.
Aunque, a veces, se compartan los sueños.
Un beso.

Calle Quimera dijo...

Es lo mejor que tienen los sueños, sobre todo los que no se pueden convertir en realidad.. Dejarlos pasear por una calle, y que se mezclen con los que transitan por ella.

Besos, Luna.

Miguel dijo...

El amor es eterno, a que sí; porque no necesita del tiempo. Ha sido amor, es y será... se crea y no se destruye. Cuando lo hacemos temporal ya deja de ser amor (ni idea de lo que puede ser eso) pero suele introducirse agazapado y nos engaña diciendo que es él; se empoltrona un tiempo hasta que se le va oxidando la corona. Fue rey sin nombre ni apelativo.

El amor es luz...

El perro andaluz dijo...

Que lindo suena el blues y que bien se oye el amor en él.
Saludos.

SCD dijo...

El amor no entiende de tiempo, el amor es eterno y amar y ser amando es un privilegio, es sagrado, es lo más hermoso que le puede pasar a una persona.

Saludos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Maria dijo...

Alguna vez he viajado al filo del tiempo escuchando un blues o, leyendo algo que me sabe a él.

Blues/amor. Combinación perfecta.

Besos con sal

Ana R dijo...

Somos tierra donde enraizan los sueños y el amor. Florecemos gracias a ello , sino...¡¡que anodino sería!! Y soñar , y recorrer una cartografia de piel con el tacto y un blues , es...sublime, sencillamente.

Un abrazo

Calle Quimera dijo...

El blues siempre suena bien, suena a sentimiento, a alma, a amor...

Gracias por tus palabras y por tu visita, Perro andaluz. Un cordial saludo.

Calle Quimera dijo...

Lo que me ha gustado esa apología que haces del amor, qué palabras tan encendidas, SCD... Ya ves, me ha dado hasta la impresión de que hablas desde tu experiencia..je.. Si es así, enhorabuena. Es lo mejor que le puede pasar a alguien.

Saludos.

Calle Quimera dijo...

El blues transporta, María, hace salir de las coordenadas espacio-tiempo y viajar a través de ellas. Quizá porque es al alma a quien se dirige, quizás porque es ella quien se siente transportada. Igual que cuando amas..

Besos.

Calle Quimera dijo...

Afortunadamente somos tierra, y tierra fértil en que arraigan con facilidad los sueños y el amor. Sin ellos seríamos eriales, tristes eriales.

Solo el amor es capaz de convertir en música los sentimientos, de hacer vibrar nuestro vientre como cuerdas de guitarra, por eso el amor es un blues.

Saludos, Ana R.

Calle Quimera dijo...

Ese rey sin apelativo, temporal, con falsa corona, que se nos cuela como furtivo, quizás sí tenga un nombre: enamoramiento. Como dices, pronto se oxida esa corona; su reinado es muy efímero.

Saludos, Miguel.

Misántropo dijo...

¿Cómo que nada es eterno?...Bueno, no lo sé. Pero hay instantes, me consta, que hacen sombra a la más vetusta sequoia, mismamente.

O algo.

Un beso, dos.

Jabi.- dijo...

yo lo veo asi: cada vez que suene un blues, nacera mi eternidad. C.Q. besos y te sigo leyendo amiga.

Abandré dijo...

el amor no pretende que lo entiendan, el blues hace vibrar las cuerdas tensas del corazon!... hermoso, me siento tan identificado.
un abrazo cordial.

p.d. el amor es eterno,y de eso entendemos poco.

Mundo Paralelo dijo...

decimos que el amor es eterno cuando desconocemos su principio y su fin
saludos

juanmi dijo...

en la otra vida, tal vez la palabra eternidad no exista...AUNQUE PENSANDO LO BIEN, EXISTE EN ESTA VIDA?

DEJEMOS EL AMOR COMO SINONIMO

enhorabuena por tus palabras

1 saludo cordial a este blog

JUANMI

Calle Quimera dijo...

En realidad no sabemos fehacientemente si hay algo eterno o no, pero desde luego que hay instantes que bien valen una eternidad, Misántropo. A mí también me consta. Instantes que si fuese verdad lo que en aquel famoso soneto de Quevedo se decía, que polvo seremos mas polvo enamorado, quedarán incrustados dentro de cada una de esas motas de polvo en que nos convertiremos.

Besos.

Calle Quimera dijo...

Un blues es alma, sentimientos, y por eso es inmortal, Jabi. Es estupendo tenerte de nuevo paseando por esta calle. Guárdame una sillita en tu rincón, o.k?

Besos.

Calle Quimera dijo...

Es que si el sentimiento que abrigamos lo entendiésemos no estaríamos equivocando, no sería amor. Cualquier otra cosa, pero no amor. El amor solo se siente, no se explica.

Y sí, precisamente con la cuerdas del corazón es con lo que se toca un blues.

Besos, Abandré.

Calle Quimera dijo...

¿No podría ser eso lo eterno, Freddy, aquello de lo que desconocemos el principio y el fin..?

Saludos cordiales.

Calle Quimera dijo...

Hay amores que son eternos, que trascienden tiempo y espacio, amores inmortales de leyendas y de historias reales que han conseguido hacer también inmortales a sus protagonistas. Sí que este sentimiento es un bello sinónimo de inmortalidad.

Encantada de que las aguas de tu mar hayan traído en sus brazos tu botella hasta esta calle. Abrazos.