miércoles, 21 de marzo de 2007

MUSAS

Las musas son unas señoritas muy veleidosas, vienen y van cuando y por donde quieren. Te sonríen o te vuelven la espalda con desprecio, y a veces solo les falta escupirte a la cara. De nada sirve intentar retenerlas a la fuerza cogiéndolas por un brazo cuando las deseamos, eso no las hace sumisas ni receptivas a nuestros apetitos. Te miran con sarcasmo, se ríen y se desvanecen entre tus manos, dejándote el regusto amargo de la frustración y del anhelo insatisfecho.

Una vez bailé y bebí con ellas, musas de seda blanca, y terminamos uniendo carne y alma bajo luz de neones. Tal vez tuve suerte... Desde entonces vienen a verme cuando las invoco, solo tengo que amarlas en el silencio de mi mejor música. Ellas bailan irreprimiblemente a su son. Me sonríen insinuantes, y se van desnudando de vaporosos velos de palabras con eróticos movimientos deliberada y turbadoramente lentos que intentan enloquecerme. Pero lo consiguen solo hasta el punto que yo quiero. Después las locas son ellas, porque ya forman parte de mi baile, de mi alcohol, de mi humo, de mi alma. Mi alma, que saborean con sus besos... Hacemos el amor apenas sin rozarnos, sus vientres desnudos, floreciendo chelos que estallan en juegos vocales al roce de mis dedos. Orgasmo desbordante en el corazón del poeta, eyaculación plateada espumada en versos desordenados, más allá del cielo y del infierno. Amanece, mañana volverán.

ETINARCADIA

21 comentarios:

Miguel dijo...

Vaya Quimera... ¿Las musas son como las hadas?

juanmi dijo...

Un cierto día, acodado en la barra de un bar, me encontre con una de ellas...
se acercó a mi, me pidió fuego, encendió un cigarrilló y me sopló el humo de sus labios...
timidamente entendí que tal vez tuviera que dar yo el paso a esa costumbre de invitar a una copa cada noche a aquella señorita misteriosa con la intención de que al menos apagará su colilla en mis manos.

enhorabuena...

1 abrazo queridos compañeros

SCD dijo...

Pues ojalá y sigas teniendo suerte con las musas y que esos orgasmos de pasion y talento nunca se acaben, que al contrario hayan los suficientes para seguir deleintandonos con este blog, lleno de inspiración.
Excelente post, como siempre, eso nada más se encuentra en la Calle Quimera.
Saludos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Abandré dijo...

las musas tan necesarias, tan divinas, ¿que hariamos sin ellas?
saludos!

Calle Quimera dijo...

Seguramente tienen mucho en común hadas y musas, Miguel. Son caprichosas, gustan de jugar y coquetear.. Quizás las hadas tengan un halo mágico del que carecen las musas, otro encanto distinto.

De todas formas, bienvenidas sean cualquiera de ellas.

Saludos.

Calle Quimera dijo...

En cualquier sitio puedes encontrar a una de ellas, ¿verdad, Juanmi? Creo que sí, que les gusta dejarse querer, seducir... La próxima vez que quedes con otra avisa, así tal vez podamos disfrutar juntos de la magia de la imaginación.

Un abrazo muy fuerte, compañero.

Calle Quimera dijo...

La Calle Quimera no solo la formamos Avalon y Etinarcadia, sino todos lo que transitan por ella y dejan aquí algo de ellos mismos. Tú eres Calle Quimera, SCD.

Saludos muy cordiales.

Calle Quimera dijo...

Sí que las musas son bellas, divinas, Abandré. Y están esperando a que las llamemos, a que desarrollemos toda nuestra capacidad de seducción con ellas. Quizás en realidad seamos nosotros los necesarios para ellas, puesto que solo pueden manifestarse a través de nosotros.

Saludos muy cordiales.

Moony dijo...

:) me temo que esta es una reflexión muy masculina. Mis musas no se acercan insinuantes, envueltas en carne de velos de los que se van desprendiendo. Sería algo complicado... sorprendente diría yo, y no sé, si aparecieran así, me obligarían a sentarme en el sofá con un cucurucho de palomitas a verlas actuar, pero creo que no me servirían de mucho.
¿Será que a mí vienen a verme musos? o un muso, claro, que con uno me basta.
O, quizá, no venga nadie a verme, ni a danzar conmigo delante de las llamitas de mil velas. O sí.
Puede ser que hasta mí sólo llegen caricias de aire de besos. O nó.
Buen día Etinarcadia.

Calle Quimera dijo...

Efectivamente, Moony, esta es una reflexión muy masculina, así como el atrezzo sexual que pueda servir de fondo a esta metáfora sobre la inspiración, pues al fin y al cabo solo de eso se trata, de una metáfora.

Está claro que a ti, como chica, poco te inspirarían estas musas envueltas en velos de palabras de los que se van desprendiendo poco a poco. Pero..¿y si se tratara de una hipotética versión masculina de ellas? La metáfora entonces podría forjarse sobre un espectáculo del tipo de los de los boys, que poco a poco van arrojando a tus pies ideas, voces... Y entonces, el que estaría sentado delante mirando con el cucurucho de palomitas sería yo. :-)

De todas formas, después de leerte está claro que te visitan el sentimiento, esas caricias de aire de besos que mencionas, y la inspiración para convertir todo eso en hermoso poemas.

Buen día para ti también, Moony, y saludos muy cordiales.

mi despertar dijo...

me gusta tu blog..lo he recorrido todo realmente interesante te sigo desde hoy

Calle Quimera dijo...

Gracias por tu presencia en esta Calle en nombre de los dos componentes de este blog, y más aún por haber tenido la deferencia de haberte adentrado por ella, Mi despertar. Nos veremos quí y en la intimidad de tu casita.

Saludos.

mi despertar dijo...

gracias por tus palabras...me has dejado intrigada realmente no se si eres hombre o mujer te seguire leyendo es muy interesante tu punto de vista y tu forma de redactar me recuerda a un poeta argentino que siempre me gusto Bernardez.
abrazos y no te pierdas

mi despertar dijo...

Y sabes???? estoy casi seguro que eres MASCULINO...y mientras lo escribo te sonrio...

Misántropo dijo...

Bella alegoría. Sí...creo que se puede describir así, perfectamente.

Un abrazo.

Calle Quimera dijo...

Tú también me has hecho sonreír, Mi despertar. Tu intuición ha sido certera. Las quimeras que animan esta calle las forjamos dos personas:un hombre (Etinarcadia)y una mujer (Avalon) a los que separa una lejanía que solo es física, geográfica, pero a los que une el hilo de una profunda amistad. Aquí encontrarás las quimeras del uno, las de la otra, y en ocasiones las que labran entre ambos.En esta ocasión concreta era una de las mías, Etinarcadia.

No conocía al poeta argentino que citas, pero eso es algo que solucionaré enseguida.

Un abrazo y una sonrisa para ti también. Tendré cuidado de no perderme..y de no perderte. Hasta pronto.

Calle Quimera dijo...

Gracias, Misántropo. Un abrazo, paisano.

Ana R dijo...

Las musas son volubles y caprichosas...sí. Y los musos, tambien . ;-)

Abrazos

nadaquedemostrar dijo...

...hermoso blog, me alegra este descubrimiento.

Preciosos escritos que van de la mano.

Un placer...
...esto merece un link!

Calle Quimera dijo...

Deben de serlo, Ana R, puesto que se supone que están compuestos de la misma esencia, ¿no? :-)

Saludos cordiales.

Calle Quimera dijo...

Gracias por tus palabras y por ese link, Nada que demostrar. Lo mismo he de decir de tus escritos, todo un descubrimiento.

Bienvenida a esta Calle, y encantado con tu visita. Saludos cordiales.