miércoles, 23 de enero de 2008

CARTA ABIERTA




Hoy, aproximadamente a estas horas, hace un año que se abrió esta Calle. Cuando comenzó a rondarnos la idea de iniciar un blog, el proyecto surgió al principio con muchas reservas. Las dudas típicas, seguramente... Hay tantos y tan buenos blogs, tanto maestro artesano de la palabra, tantos blogueros inteligentes, originales, chispeantes... ¿Y si después de embarcarnos en esta aventura no tenemos la suficiente constancia para mantener un medio de expresión de este tipo, que te exige un aporte de una periodicidad casi diaria? ¿Y si al final requiriese más tiempo del que nos permiten disponer nuestras obligaciones laborales y familiares? ¿Interesará a alguien lo que queremos expresar? Porque nosotros no tenemos una temática ni un objetivo definidos, como sucede en otros blogs. En realidad, somos conscientes de que a veces escribimos más para nosotros mismos que para un público. Incluso en ocasiones, diálogos entre ambos, coscorrones bienintencionados de uno a otro...

Experimentamos con la palabra, la usamos como laboratorio en que ensayar con intangilibilidades, ensoñaciones, con los sentimientos, los propios o los universales y comunes a todos, para dar aliento vital a unos personajes... Es un fluctuar entre realidades y sueños, un movernos en la brumosa frontera que hay entre las unas y los otros, en esa especie de tierra de nadie donde nada es cierto y todo es posible, sin más ancla esporádica al mundo de ladrillo que la música y algunos temas de carácter social.

Y también un intento de abrir una ventana al alma por donde puedan escapar, tomar cuerpo, los anhelos, miedos, dudas, sueños, nuestras utopías, nuestra revolución personal. Es curioso lo que supone escribir... Damos rienda suelta a miles de ideas que están escondidas en nuestro subconsciente o agazapadas en los recovecos más escondidos del cerebro, del pensamiento, formando figuras tan amorfas, tan silenciosas, que no somos capaces de reconocerlas ni de oír sus voces. Y resulta que un buen día escribes algo, y de repente esos pensamientos dejan de ser siluetas amorfas, comienzan a tomar forma determinada, y a hablar alto y claro. Y confías en que espigando entre lo que vas escribiendo vayan surgiendo algunas respuestas. La verdad no está ahí fuera, como se afirmaba en aquella famosa serie, sino aquí dentro, dentro de cada uno de nosotros. Y siempre queda la esperanza de que a base de remover con la palabra salga algo a flote.

Calle Quimera empezó siendo una calle estrechita, oscura, mal iluminada, por la que transitaban pocas personas. Más bien una calle en obras... Una calle que últimamente hemos estado a punto de clausurar un par de veces por diversas causas, en alguna ocasión por motivos personales de Avalon, en otras por "baches" de Etinarcadia. Pero siguió abierta, por una parte gracias a algunos comentaristas que animaron cariñosamente al valenciano a seguir, y por otra porque sin él esto no sería Calle Quimera. Sería otro blog, pero desde luego no Calle Quimera. Le faltaría el hálito vital.

Poco a poco, esta callecita ha ido cambiando. Hemos pintado ya las fachadas dos veces, cada una de ellas de un color más claro y luminoso, y llenamos las paredes de carteles, carteles que conforman la historia de los dos componentes de esta calle. En ellos estamos nosotros, la forma en que nos conocimos, los azahares que tanto nos gustan y que unen nuestras dos ciudades, nuestra música, los temas sociales y personales que nos interesan y preocupan, entre ellos nuestra particular revolución, esa que todos tenemos pendiente de una u otra manera y que tiene mil facetas. A Etinarcadia le hubiera gustado poder poner su granito de arena para cambiar el mundo... Una gran revolución que consiguiera terminar con las lacras que azotan a la Humanidad tendría que empezar por la propia revolución, la personal, la del individuo. Al fin y al cabo la sociedad como tal es un ente abstracto, está formada por un conjunto de seres humanos. Si uno a uno evolucionásemos hasta demostrarnos que no es necesario fagocitarnos entre nosotros para subsistir...

Seguramente alcanzar la revolución que cada uno tiene en mente es una quimera más, pero si no lo intentásemos ni nosotros seríamos nosotros ni esto sería Calle Quimera.

Queremos daros las gracias a todos los que habéis paseado por esta calle y la habéis llenado de bullicio y de vida con vuestras conversaciones.




AVALON Y ETINARCADIA

66 comentarios:

anonimo t dijo...

Vaya! parece que voy a estrenar la segurísima larga lista de felicitaciones por vuestro aniversario! quizás he sido la última en encontrar esta calle, y me da mucho reparo abrir los comentarios, sin embargo, lo consideraré como un verdadero privilegio.
Muchas Felicidades a los dos, por vuestro blog.
Un blog lleno de historias, pero sobre todo de esperanza.
Me gusta pasear, sobre todo ..."por esas callecitas tan estrechas"... como ésta... llegué con una canción, y cada vez que paso por aquí, siento escuchar alguna que otra melodía...

Una callejera.

Raùl Junquera dijo...

Para mi esta CALLE QUIMERA ha sido el principio de una etapa en mi vida, y aunque lleguè tarde a su inaguraciòn hice los deberes y me repasè cada rincòn de la calle, cada ladrillo, cada farola, conocì a muchos vecinos, al frutero, al escritor, al ama de casa, al carpintero, a la profesora, me llenè de gloria personal cuando publicasteis un comentario mio en forma de post continuaciòn de uno de ustedes, aprendì de vuestra mano y de la mano de algunos de vuestros comentaristas, me enseñastes a moderarme un poco aunque esto todavìa no lo asumo mucho e incluso me distes algunas lecciones para que aprendiera a tildear, me animastes a que escribiera cosas mias sin tener que rrecurrir al plagio y eso sì os lo debo a ustedes, hablè con ETINACARDIA, me toca hablar contigo AVALÒN, que tù escribes mucho y me canso al contestarte, pero hay muchas cosas por las que en vez de recibir las gracias que mandas sea yo quien os tenga que dar las gracias a ustedes por el ejemplar comportamiento que habeis tenido conmigo y que seguro es el mismo que habeis tenido con todos vuestros lectores..

Felicidades pues por vuestro aniversario, y yo mismo me felicito por haberos encontrado en otro blog aunque no fuera un encuentro que proyectara la uniòn que se ha producido por lo menos de mi parte hacia ustedes.

UN BESOTE AVALÒN

UN ABRAZO ETINACARDIA

Raùl Junquera dijo...

NO TE LO VOY A PERDONAR ANÒNIMO!!!

nadaq dijo...

...que cumplais muchos más (y que yo lo lea)

Felicidades, mis niños bonitos!!

Jassy dijo...

ufff cuando vengo siempre han pasado muchos antes que yo felizmente ahora no hay muchos aunque esta Raul y eso ya es un grado jejej
Pues eso, FELICIDADES Y GRACIAS POR EXISTIR
con todo mi cariño Jazmin

Enmascarado dijo...

Mis más sinceras felicitaciones desde el convencimiento que esa pequeña calle en obras con la que iniciasteis vuestra andadura, pronto se convertirá en Avenida.

Un abrazo...bueno... dos mejor.

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Muchas felicidades por haber comenzado este proyecto del cual tanto he disfrutado. Espero que sigan por muchos anios mas, remodelando, redeorando...no importa si siempre nos traen belleza para leer...
Saludos,

elviajeroalado dijo...

Estoy seguro que no saben desde hace cuanto tiempo me acompaño de vuestras letras colgadas en la paredes de esta calle.

Saludos Avalon y el Compi. Etinarcadia.

Un fuerte abrazo desde Guatemala

María Narro dijo...

¡¿la habeís roto?! ¡¡¿habeís roto la copa en el brindis?!!! jajajajaj ¡¡serán brutos!!

Sí, señores y señoras, estos son mis quimeras ¡Felicidades! o felicidades a mí porque he encontrado dos amigos.

Besos y abrazos, y gracias por seguir.

Vizconde de Bragelonne dijo...

Por la erradicación de la autofagocitofilia del ser humano.
¡A las barricadas!

Y por el buen arte alquimista del que mezcla las proporciones adecuadas para tan buenos resultados de reacción tan exotérmica.
¡A Calle Quimera!... Y que arda de literatura por los cuatro costados.

Un abrazo... y que no falte.

P.D: Fíjate tú. Y yo, hasta hace bien poco, dando vueltas al Sol sin pisar por Calle Quimera. Y que ahora así como que si no vengo de vez en cuando, como que no me hallo.

Sluagh dijo...

Feliz aniversario y enhorabuena por todo este año de callejeos, veladas y sueños.
Como decís, estas cosas a veces cuesta decidirse a arrancarlas mientras pensamos si le dedicaremos el tiempo suficiente o si tendremos algo que aportar a este mundo tan poblado. Pero pese a estos pensamientos y como tantas otras cosas, el mero hecho de intentarlo ya merece la pena. Y en este caso, el tiempo no ha hecho más que confirmarlo.
Escribir para uno mismo, o uno para el otro, en el fondo quizá sea la mejor de las opciones. Pues así no se escribe condicionado o forzado, pensando en los demás, sino que se expresa con más faciliad aquello que se siente, que se quiere expresar ¿y qué es un blog sino un medio de expresión, de comunicación? Por eso, en mi opinión, cuanto más sincero, mejor.

Besos, salud y que demos mucho más paseos por esta calle.

Arthur dijo...

En serio? Tu libreta cumple un año? Bárbaro!!! Genial!!! Chévere!!!

Y lo poco que he leído, pues sí me he dado cuenta de la sensibilbidad de tus posts, de otros posts que son de lo que hacés ó lo que pasa por allá.

deseo que sigas acá con nosotros, y veo que Calle Quimera ha ido creciendo, tanto que algún día ya no será una calle, sino una avenida ancha, donde pasan carros, con luces, señales de tránsito y edificios altos. Serás Avenida Quimera, y depués de eso llegarás a Quimera Highway.

Seguí creciendo, que desde acá te sigo.

Saludotes, abrazotes y besotes.

Sweet Dreams, de todo Corazón:
Arthur

Gusthav dijo...

Feliz cumple Quimera, que ésta calle siga cumpliendo años y que nosotros podamos seguirte leyendo.

Molto grazzie por todos los comments que me has dejado.

Yo sé que a veces postean diálgoso entre ustedes, pero eso es lo divertido, por eso Arthur y yo tenemos la libreta que vos tenés linkeada acá.

Y ahora que recuerdo, yo también empezé con esto de las libretas en Enero. Uy! voy a revisar, y con suerte, hasta nuestras libretas cumplen años el mismo día.

Voy rápido y te digo.

Saludos, abrazos y besos

Nice Day, con toda mi Alma:
Gusthav

Gusthav dijo...

Ya regresé, mi rincón cumplió un año el 18 de Enero, ya me pasé por 6 días.

Pero es que Arthur y yo ya tenemos varias libretas que administrar y por eso se nos olvida cuándo va cuál.

Ya ves a Arthur se le olvidó también que su cocina cumplió un año en Diciembre.

Saludos, abrazos y besos

Nice Day, con toda mi Alma:
Gusthav

El perro andaluz dijo...

Poco es lo que puedo decir sobre Calle Quimera. En realidad, podría llenar 20 páginas con lo que pienso de ustedes, pero las limitaciones del verbo, me impiden expresar con nitidez, el cariño que siento por ambos.
Les mando este abrazo sempiterno, y anhelo rabiosamente que los abarque en toda su grandeza.
Felicidades en este primer año.
Venga ya!!!

neurotransmisores dijo...

Muy buenas razones para seguir blogueando.

SCD dijo...

Con gusto escribiría un gran poema de felicitación pero no tengo talento para las letras.

Lo unico que puedo darles son las Gracias por existir, desde que entré por primera vez supe que tenia que regresar y asi hasta hoy.

Ojalá y sean muchos pero muchos años más de Calle Quimera.

Un fuerte abrazo para ambos.

Saludos y salud!!!

Hot Woman dijo...

Vaya llegué para el primer aniversario para la celebración de un muy buen blog. Felicidades Avalon, Felicidades Etinarcadia.

yraya dijo...

Aunque sea con un pelin de retraso, me uno a las FELICITACIONES, espero que todavía haya un poco de cava para mi.
Un besote y un fuerte abrazo a los dos.

raizen dijo...

¡Felicidades! me encanta haber encontrado ésta calle tan hermosa, es muy agradable transitarla. Gracias Avalon y Etinarcadia por sus letras. Continuen escribiendo durante mucho tiempo...:)

Un abrazote grande ¡Salud!

manuel-tuccitano dijo...

Pues eso...a seguir...vamos a ver si yo llego..al añito...es verdad que esto engancha...incluso compromete y hasta cansa...bueno para mi es una válvula de escape...llegué po r casualidad y aquí estoy ....CALLEJEANDO

Un saludo chin-chin...

Calle Quimera dijo...

Ya conoces la frase bíblica, Callejerita.. "los últimos serán los primeros".. ;-)

Sí que hay muchas historias aquí, unas más felices que otras, algunas tristes, como la vida misma, pero la esperanza es siempre nuestro faro, aun en la peor de las tormentas. Cuando nos lleva acompañando ya un año, debe de ser porque existe y es real, ¿verdad?

Que sigamos escuchando juntos muchas melodías; algunas serán más alegres, otras menos, pero al fin y al cabo siempre son música, la música de la vida.

besotes, y salud.

Calle Quimera dijo...

Y mira que tuviste mérito, Raulillo, angelito mío, porque anda que no había poemas, y algunos más raros que un perro verde..je.. Pero tuviste toda la paciencia del mundo.

Es lo bonito del mundo de los blogs, que aquí aprendemos un poquito o un mucho de todos y cada uno de los que vamos conociendo: a entender otros puntos de vista, o a afirmarnos más aún en los nuestros, a ver otras maneras de hacer las cosas.. Hasta a tildear cuando te dan la vara con eso..jajaja... Claro que podías hacer mucho más que traernos textos de otros, chavalote, y sigues pudiendo hacer más todavía, na más que te falta dejar enfriar un poquillo el plato antes de sacarlo a la mesa..je.. ;-) Pero eso también se andará, seguro.

Sí, nos conocimos en otro blog, y no estábamos precisamente de acuerdo en lo que hablábamos, pero tuviste la nobleza de acercarte por aquí a ver qué tipo de persona era esa con la que no estabas de acuerdo, qué hacíamos en esta calle, y te quedaste. Serás gruñoncete a veces, pero tienes un corazón que se te sale del mapa mundi, así que ten por cierto que ese cariño es más que mutuo.

Un besazo, rey, y ya ves.. toda la salud del mundo. Y digo yo, a ET no le vas a dar un besito? Aichsss.... jajajaja.. Muackss, bishi.

Calle Quimera dijo...

Uy, verás la bronca cuartelera que me va a echar mañana el coleguilla por eso el besito, ahora que lo pienso..jajajaja..

Calle Quimera dijo...

Eso, eso, y que tú lo leas, Nada.. ;-) Gracias, guapa, ojalá nos estemos viendo todos muuuuucho tiempo.

besos, y salud.

Calle Quimera dijo...

Sí señora, Jassy, Raúl es un grado. Lo tenemos avencidado en la calle... y en el corazón.

Gracias a ti por estar acompañándonos, guapa. Besotes, y salud.

Calle Quimera dijo...

Te agradecemos muchísimo tu presencia aquí, Enmascarado. Sí, ha crecido esta calle, la verdad es que sí. Pero no, no creas que nos gustaría verla convertida en Avenida... Las calles son más estrechitas, más acogedoras, tienes contacto con la gente que vive en ella, charlas tranquilamente en el portal de la casa cuando te cruzas con un vecino.. Las avenidas con tan amplias, pasan tantísimas personas que apenas si se han visto alguna vez al cruzarse... Un bulevar en que se siguiera manteniendo el contacto cercano no estaría mal, pero sin eso... no sé, siempre preferiremos la calle.

Ha sido un verdadero placer este ratito de charla en la esquinita, Enmascarado.

besos, y, desde luego, salud.

Calle Quimera dijo...

Gracias, Lena. Nosotros también esperamos poder estar mucho tiempo paseando por esta calle, remodelando lo que haga falta y metiéndonos en vuestras casas a tomar café un ratito con vosotros.

Muchos besos, y salud.

Calle Quimera dijo...

La verdad es que no, no tenemos idea del tiempo que llevas deambulando por aquí, Aviador, pero nos hace ilusión saberte a gusto por esta calle, y más aún siendo de Guatemala. De tu hermosa tierra tenemos muy buenos amigos aquí...

Gracias por acercarte, besos y salud.

Calle Quimera dijo...

El brindis era de los que merecía la pena romper la copa, María. Niña, que es un año ya en la blogosfera...;-)

Felicidades para nosotros no solo por el cumple, sino por haber encontrado personas tan maravillosas, entre ella una marcianita con coletas que es un cielo.

Besos enormes, guapísima, y salud. Ahí estamos...

Calle Quimera dijo...

Vizconde, dicho así, "autofagocitofilia", suena tan heavy la cosa que ganas me dan
de ir amontonando ya los sacos y poner las alambradas..jajajaja...

Pero di que sí, que arda la literatura por los cuatro costados en Calle Quimera y en todas vuestras casas, que los fuegos iluminan...

Oye, que gracias por haberte acercado a saludar, y por acompañarnos de vez en cuando por esta calle. De verdad que nos alegra que te encuentres a gusto aquí.

besos, claro, y salud. Eso no puede faltar. :-)

Calle Quimera dijo...

Sí que había dudas, Sluagh, pero teníamos todavía más ilusión. Y ya ves, hemos llegado al año. Es que los dos somos un poquillo cabezones.. :-)

Coincidimos en todo; nosotros también pensamos que el blog tiene que ser un medio de expresión, incluso a veces una vía de escape, y que mientras que nos mantengamos dentro de la más estricta línea de respeto a quienes pasan por aquí podemos dar rienda suelta a lo que en un momento determinado nos pide el hígado.

Besos, Sluagh, salud y eso, que podamos dar juntos muchos paseos durante mucho tiempo.

Calle Quimera dijo...

Sí, Arthur, un año ya.... Parece mentira, cómo pasa el tiempo.

No, no creas, una calle está bien; las Highway tienen demasiado tráfico, y en las Avenidas no te da tiempo a pararte a hablar tranquilo con la gente, casi no los conoces más que de vista... En fin, seguiremos adelante, a ver cómo transcurre todo.

Un besote enorme, Arthur, es un gusto tenerte por aquí. Y mucha salud... Y felicidades por ese añito y un mes que cumple tu libreta de cocina, que Gusthav nos lo ha dicho. :-)

Calle Quimera dijo...

Pues enhorabuena a ti también, Gusthav, ¡feliz cumple! Casi hemos tenido los "niños " a la vez.. ;-) Pues nada, a criarlos con salud. Lo que no sé es cómo podéis llevar adelante tantos blogs, para nosotros uno solo es ya casi una locura..je..

Un besote grande, y mucha salud.

Calle Quimera dijo...

Las limitaciones del verbo no afectan, por suerte, a la fuerza de los sentimientos, Allan. Sabemos el enorme cariño que nos profesas, como tú sabes que eres plenamente correspondido. Los océanos solo son charquitos, gracias a internet, y permiten sentir el calor de ese abrazo.

besazos, querido amigo, y toda la salud del mundo. Venga yaaaaaaaaaa... :-)

Calle Quimera dijo...

Gracias por tus palabras y por acercarte a esta calle, Neurotransmisores. Bienvenido siempre que te apetezca.

Saludos cordiales.

Calle Quimera dijo...

No hay poema comparable al cariño y la simpatía con que siempre nos has tratado, SCD... Eso sí que es valioso. Gracias a ti por haber estado con nosotros casi desde el principio. Ojalá transitemos siempre juntos por esta y otras calles.

Un fuerte abrazo para ti también, besote enorme y, cómo no, salud...

Calle Quimera dijo...

Has llegado en buen momento, Hot woman, un momento especial para nosotros. Gracias por acercarte, bienvenida siempre que te apetezca pasar por aquí.

besos, y salud.

Calle Quimera dijo...

Nunca es tarde si la dicha es buena, Yraya, y siempre es buena la de verte. ¿Dudas que haya cava para ti? Todo el que quieras, por supuesto, y tarta también. Esto es como el milagro de los panes y los peces, chica: coges el trozo con su velita y por generación espontánea sale otro trozo igual del plato..je.. Y el cava igual, las copas se llena solitas. Es lo mñismo que puede pasar en una calle que se llame Quimera, digo yo..

Besotes, y salud.

Calle Quimera dijo...

Gracias por esas palabras, Raizen. No dejes tú tampoco de acompañarnos con tus versos, juntos se hace siempre el camino más agradable.

besos, y salud.

Calle Quimera dijo...

Claro que llegarás al año, Mauel- Tuccitano. Es verdad, a veces cansa un poquito, te ves sobrepasado por esto, pero solo de pensar en dejarlo..bueno, no se hace uno a la idea, ¿verdad? Tiene un venenillo que nos ha llegado ya a la sangre.

venga, que hay que llegar a ese año....

besote gordo, y mucha salud.

Soraya dijo...

Llego un poco tarde a la felicitacion, pero quiero unirme a ella, entro muchas veces a leerlos,aunque no siempre deje comentarios.

HAgo un brindis por ustedes dos, por su creatividad, por su sensibilidad y capacidad de transmitirnos tanto.

Un abrazo,

Soraya

Calle Quimera dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras y aliento.Sin todos vosotros esta Calle no sería nada más que una calle sin vida.Espero que compartamos miles de experiencias y sensaciones.Un abrazo a los hombres y lo mismo más un besazo para las mujeres.SALUD¡¡¡.

Kim Basinger dijo...

Muchas felicidades por tu decisión de comenzar este blog, que ya tiene un año de vida.

Paco dijo...

CALLE QUIMERA
Me habían comentado de su existencia. Lo habían hecho los sueños, las dudas que en mí habitan, la luz cenital que entra por la claraboya de la ventana donde escribo, el anhelo de decir algo de lo que veo, de lo que me causa dolor, de lo que hace daño, de lo que engorda la cuenta corriente de unos pocos, de lo que mata de hambre a millones de personas… Tantas cosas me avisaron con invisibles luces de que debía existir un lugar así, que, un día, sin pensarlo más, cerré la puerta de casa cargado con la pesada mochila de lo que soy y me lancé sin más en su búsqueda.
Después de rodar durante días y con la esperanza perdida, vine a sentarme en el acerado de una calle cualquiera, sin nombre, sin sonido, sin atributos que la distinguieran de cualesquiera otras calles del mundo. Dejé reposar la cabeza en los pilares de mis rodillas y entré en un descanso profundo más parecido a un bíblico sueño que a la triste realidad que conforma mi vida: esa búsqueda incesante por saber quién soy, qué debo hacer ahora y qué mañana, qué hay de verdades en lo que veo y en lo que me cuentan… El por qué millones de personas mueren de hambre mientras unos pocos mantienen con su mano férrea el látigo estigmatizado de leyes, de tanques, de poderes que mantienen sus cuentas corrientes repletas de dólares –libras, euros…- hechos con la sangre, el dolor y la carne putrefacta de los que mueren para fortalecer su salud de personas influyentes y distinguidas…
Desde que llegué a esa calle, que alguien dijo al pasar a mi lado, se llamaba “Calle Quimera”, he encontrado el lugar adecuado para seguir soñando. Ante la impotencia de luchar con otras armas que no sean la razón que me imponen los sueños imposibles de un mundo más justo, menos manipulado…, aquí, en esta calle, sigo dormitando en mi rincón, donde nadie me molesta y de vez en cuando, uso la palabra, lo único que tengo, lo único que soy.
Si esta calle se cerrare parte de mí se irá con ella -al infierno o a la gloria, a veces eso da igual en los sueños-. No es fácil encontrar un lugar cálido donde dejarse acunar por Morfeo y saber que la mano que mece la cuna nunca envenenará el aire que necesitas. Nadie me ha pedido nunca nada, ni que me vaya ni que me quede. Para mí la felicidad es eso, dejarme estar, ser como deseo en cada instante y aquí, en “Calle Quimera”, soy.
Escuché, o debí soñar para ser más preciso, que esta calle fue ideada por un hombre y una mujer con la intención de colocar en ella sus pesadillas, sus inquietudes, sus deseos, sus infinitas quimeras… Lo que no creo que entendieran cuando la crearon, es que se convertiría al poco de nacer en el reducto de los sueños de una multitud de seres perdidos, anónimos, desconocidos… Un grupo maravilloso de hombres y mujeres que encuentran en ella lo que les falta, lo que necesitan, lo que desean…
La Quimera ya no es tal quimera. Es una realidad tangible hecha de retazos de dolor, de esquejes de amor, de brazadas de rabia no contenida, de ramilletes de esperanzas... La Quimera es hoy, un lugar imprescindible y necesario para sostener a los viajeros que llegan con sed de libertad, con hambre de cariño, con sueños imposibles.
Calle Quimera es uno de los lugares en donde vivo.
PACO HUELVA

Calle Quimera dijo...

Gracias por tus amables palabras y por haberte acercado hasta esta calle, Soraya, nunca es tarde para cambiar unas palabras con los que transitan por aquí.

Un abrazo, un beso y salud. Bienvenida siempre que te apetezca.

Calle Quimera dijo...

Nos alegra verte de nuevo, Kim, y te agradecemos que hayas querido unirte a nosotros en este aniversario.

Un besote grande, y mucha salud.

Calle Quimera dijo...

Paco, de verdad que no te puedes imaginar cuánto nos han emocionado tus palabras, y hablo en plural porque conozco bien a mi compi y sé perfectamente el efecto que pueden haber causado en él. Además, ayer precisamente habíamos estado charlando de la orientación del blog, fundamentalmente de dudas acerca de eso.. Niño, ¿nos tienes pinchado los móviles..? je..

Hay veces que te preguntas si en realidad lo que habías proyectado al comenzar el blog no era una quimera demasiado utópica, la madre de todas las quimeras, si no te excediste en tus aspiraciones, si la llama que alimentaba sus páginas no era al fin y al cabo más que una proyección holográfica de lo que pensaste una vez que sería una hoguera enorme y "real" en la que ardieran para siempre las dudas internas, la rabia, la impotencia por no poder cambiar tantas y tantas cosas que te hacen arder la sangre... Una llama de donde surgiera, como Ave Fénix, la esperanza endeble pero viva de conseguir..bueno, tampoco sabes muy bien qué, pero sí de lograr algo que hasta que creaste esta calle no era más que una quimera loca que te aletaba en la mente y sobre todo en el corazón y en las otras vísceras, pero que quizás hecha palabra pudiera algún día emerger convertida en realidad tangible.

Y resulta que hoy te leo, y empiezo a pensar que después de todo lo que hemos ido depositando con tanto cuidado en estas páginas sí que ha encontrado eco, que ha habido personas que han sabido interpretar nuestras voces, que entendieron nuestro código. Y empiezo a pensar que, después de todo, ha servido para algo. Si alguien encontró alguna vez en esta calle el calorcito que produce en el alma dejarse arrastrar unos minutos por la capacidad de soñar, si ha entendido que por muy mal que vayan las cosas siempre se sacan fuerzas de donde no las hay para continuar adelante, si hemos conseguido en alguna ocasión hacer recordar que de nosotros depende en gran medida que podamos legar un mundo más justo a nuestros hijos, si hemos podido aislar la incomunicación, ese mal que hoy azota las sociedades modernas, si hemos logrado colocar en la azotea del edificio más alto de la calle, para que se vea bien,la esperanza de que todo es posible cuando lo deseamos con fuerza... entonces las quimeras que sirvieron para levantar piedra a piedra los edificios de esta calle ya han pasado a ser sólidas realidades.

Paco, no hay palabras para agradecerte que, aun tan falto de tiempo como estás, con los residuos de esa gripe que te ha tumbado estos días, hayas sacado fuerzas y tantos minutos para recoger, organizar y dar forma a todo lo que se ha ido amontonando, a veces confusamente, en estas páginas. La única que conozco es "GRACIAS", así, con mayúscula. Has sido una inyección de vitaminas, un haz de luz sobre una serie de dudas que, de verdad, estábamos necesitando. Sé que Etinarcadia suscribe una por una las palabras que aquí dejo.

Un abrazo enorme, amigo, y mucha salud.

Niño, ¿de verdad que no nos tienes pinchados los móviles...? :-)

Calle Quimera dijo...

Paco,como ves Avalon es más rápida que el viento en contestar.Yo todavía estoy saboreando tus palabras.Salud¡¡¡.

El antifaz dijo...

Tener un blog es echarse abono uno mismo y esperar que lluevan comentarios.
Es mirarse en el espejo y descubrir una persona nueva.
Es apretar el nudo de la maroma que nos une a la firmeza de nuestra personalidad y que nos impide naufragar ante cualquier maremoto.
Es pensar en uno mismo y cambiar el color de las baldosas de tus principios cada vez que te apetezca.
Es poder decir locuras en este mundo de cuerdos y borregos.
Es hacer buenos todos los pecados.

Es dejar que me descubráis, y que me interpretéis. Y disfrutar pintando grafitis en las paredes de vuestra calle.
Besos, abrazos, salud... y seguid.

Trini dijo...

Avalon, Etinarcadia, gracias a ustedes por estar ahí. Por dejarnos entrar en vuesta casa y, yo diría, que en vuestras almas. Gracias por lo que de ustedes aprendo y por lo que gozo de vuestros posts.Feliz cumpleblog y seguid ahí.

Besos a pares

http://poemasdeshanna.blogia.com

Malena dijo...

DEsde el lecho del dolor con un ataque de lumbago, me uno a vuestra celebración. Creo que construir esa calle, asfaltarla y ponerle establecimientos fue la mejor idea que nació en vuestras cabezas.

Digpo mal, porque no salió de vuestras cabezas sino de vuestros corazones.

El encontraros para mí fue algo increiblemente tierno y maravilloso. No era un blog. Era una calle auténtica en las que los sueños, las utopías y la poesía se daban la mano, y allí entré con mi corazón cada vez que lo necesitaba.

No es una calle virtual puesto que para mí es tan real como el Paseo de Gracia, pero más entrañable.Donde nadie es extranjero. Donde todo puede ser posible. Y todo gracias a dos personas estupendas que se llaman Avalon y Etinarcadia.

¡Por muchos años con todo mi cariño para vosotros!

Malena (la ocupa)

Abusus dijo...

Son tantas las cosas que uno puede decir en ocasiones como esta. Que uds en su blog y cada uno de los demas confluimos en este espacio abstracto, infinito y casi mágico que es la blogosfera, para jugar con letras y palabras al antojo del día según dicte el latir del corazón....
Igual todas las felicitaciones, a vuestro espacio, y que como dicen poder verlo evolucionar con el paso del tiempo de aquí en adelante a la eternidad y lo que quede de ella...

El Viento dijo...

¡¡¡¡Felicidades, pareja..!!! Es ésta una maravillosa calle por la que pasear aunque últimamente diversos quehaceres me alejen de sus aceras.. y de otros rincones, lamentablemente.

Un besazo muy, muy pero que muy fuerte.

Miguel Schweiz dijo...

Avalón y Etinarcadia ¡Feliz aniversario!

No voy a desearos suerte porque no es cuestión de ella sino de vuestro talento y comunicación. Sólo que sigáis como hasta ahora, con entusiasmo, sin que nada derrumbe vuestras expectativas.

Hala, pues tiene razón María, vaya ímpetu con el brindis, el blog también lo tiene y no se rompe. :)

365 besos y abrazos que seguirán prolongándose.

www.minombre.es/manuelrubiales dijo...

Levanto mi copa, llena, ya sabeis, de vino y de besos para vosotros.

Calle Quimera dijo...

Mirarse al espejo y descubrir una persona nueva, apretar el nudo de la maroma que nos une a la firmeza de nuestra personalidad y que nos impide naufragar ante cualquier maremoto, poder decir locuras en este mundo de cuerdos y borregos... Es cierto, Antifaz. En buena medida, eso nos ha supuesto Calle Quimera. Y entre otros, el placer de intentar descubrirte, interpretarte y leer tus graffiti en estas paredes. De verdad que es un placer... ¿Sabes otra cosa? Te sienta bien el antifaz, es agradable lo que se ve delante de él y lo que se intuye por detrás.

Besos, y salud. Seguiremos.

Calle Quimera dijo...

Lo has dicho perfectamente, Trini: están abiertas las puertas de esta casa, pero igualmente lo están las del alma. Es una de las mejores cosas que puede tener un blog, permitirte abrirle las ventanas al alma, dejar que salga lo que tiene que salir y que entre aire fresco que la ventile.

Gracias a ti por dar vida a esta calle con tu presencia.

Besos, y salud.

Calle Quimera dijo...

Ay, Malena, pobre mía... Con lo que duele eso... Espero que se te haya pasado ya ese ataque de lumbago.

Ante todo, gracias, de verdad, por esas palabras tan cariñosas. Es cierto, este blog nació de nuestros corazones, y en ese sentido sí que es una calle auténtica porque ahí están nuestros deseos, nuestras esperanzas, todo lo que bulle por dentro, unas veces más identificados, otras menos.. Pero desde luego, no hay nada aquí que no responda a un sentimiento, a un interés, preocupación, etc que no sea nuestro.

Gracias por estar ahí, okupa.. :-)

besos, y salud, con todo nuestro cariño.

Calle Quimera dijo...

Es realmente mágico este mundillo, Abusus, permite conocer personas tan diversas, puntos de vista diferentes, otras maneras de sentir... Esperemos que podamos vernos evolucionar, como decías, todos durante mucho tiempo.

besos, y salud.

Calle Quimera dijo...

Gracias, Viento, guapa. Ni me hables de quehaceres y de falta de tiempo... Mi compi siempre está el pobre con el agua al cuello, tiene un horario de trabajo apretadísimo y dispone de muy poco rato para el ordenador. Y el día que puede... Y yo llevo un trajín últimamente que tampoco me permite el ritmo que llevaba antes. En
general, la mayoría no disponemos del tiempo que quisiéramos para esto, pero al menos el rato que tenemos lo disfrutamos. Y eso es lo importante.

besos, y salud. Y otro abrazo bien apretadito.

Calle Quimera dijo...

Eres un encanto, Miguel... Mil gracias por tus palabras, de verdad. Hay momentos bajos, qué duda cabe, pero sí que intentaremos seguir con el mismo entusiasmo de siempre.

Chico, demasiado ímpetu que pusimos en el brindis y ya ves..copa hecha trizas..je..Para el segundo aniversario habrá que tener más cuidado.. ;-)

Besos enormes, y salud a raudales.

Calle Quimera dijo...

Pues chin-chin, Manuel, brindemos por que el año próximo nos veamos todos en la misma celebración. Señal de que seguimos en la trinchera...

Besos, y salud.

Victoria a la Paz dijo...

Nada, que por mí no os preocupéis, que como dice mi madre tengo complejo de perro y me como las sobras de la tarta, me bebo los restos del champañe y ayudo a recoger.
Muchas felicidades, que os la merecéis y todo eso que ya han dicho los demás.

BESOS Y MÁS BESOS.

Calle Quimera dijo...

¿Qué dices? De sobras nada, Victoria, a ti te ponemos ahora mismo una tartita recién traída de la confitería de al lado, que es buenísima, y abrimos una botellita de cava. La ocasión de tenerte con nosotros lo merece.

Gracias por tus palabras, guapa. Un besazo y mucha salud.

Dédalus dijo...

Encantado de felicitarte por tu buen trabajo. Si tienes éxito y tu calle es cada vez más clara y viva es porque lo has merecido. Cada una de las visitas que recibes, estoy seguro, dan un poco de esplendor a cuanto vas haciendo. Y eso es bonito, y bien vale una sonrisa en tu cara.

un abrazo.