lunes, 17 de diciembre de 2007

YO, LA SOLA




Me siento frente a la mesa,
ante una botella casi llena de hastío
y un inacabable vaso de costumbre,
y bebo largamente.
Bebo, bebo...

De nuevo estoy ante la misma maldita botella,
que creí haber encerrado para siempre
en el fondo de la alacena,
ahora brindando amargamente por tu ausencia.
Yo, la sola...

Desde que te fuiste,
como las aguas de un río huyen de sí mismas
así mis horas escapan de un reloj
que ya solo marca viejas horas muertas,
fundidas en sepia con tus recuerdos.
Ahora el mundo está construido
solo con ladrillos de papel,
y de nuevo faltan los cimientos.
Ahí fuera los perros de la noche ladran a la luna,
una luna insomne que esmalta en sangre las sombras,
apagando estrellas, alumbrando sobre el esqueleto de lo que fuimos.
Mientras, yo bebo de la misma botella casi llena de hastío,
en el mismo vaso largo de costumbre.
Yo, la sola...




AVALON

52 comentarios:

nadaq dijo...

...le falta muy poco a mi botella. Pero por esta vez, el hecho de estar medio llena no es un buen síntoma. Si compartes mesa me sentaré en otra silla y lloraré amargamente al reconocer mis huellas en mi vaso largo.

...mañana será otro día Avalon.
Mañana saldrá el sol.

Calle Quimera dijo...

Por supuesto que comparto mesa, Nada, aquí tienes la silla. Ven p´acá, que nos vamos a beber la botella enterita, pero no esa, sino otra buenísima que tengo escondidilla por ahí para ocasiones especiales. Y cuando tengamos el "puntito" las lágrimas acabarán mezclándose con las risas, ya verás.

Siempre es buen síntoma que una botella esté medio llena, Nada; puede que hoy no, pero..¿y mañana? Es que nunca se sabe lo que el mañana esconde tras una esquina, por eso jamás hay que mandar a la esperanza de vacaciones. En serio...

Besos, guapa.

ElPoeta dijo...

Avalón querida, esos versos me han llegado al alma... De verdad que en soledad se puede llegar a sentir intensamente... Pero la soledad puede ser también fecunda. Un beso,
V.

Paco dijo...

Estimada Avalón, sé que el río de la vida pasa por vericuetos inesperados. Luego, vuelve a salir a la luz cuando menos lo esperamos y se convierte en remanso. Nadie, sin embargo, debe olvidar que en cualquier momento puede aparecer el remolino que nos hunde o la catarata que nos destroza. Por eso es bueno vivir lo que se nos da en plenitud, el tiempo se encargará de traernos los oscuros amaneceres .
ESPERO QUE SEA LEVE
BESOS

Calle Quimera dijo...

Hay muchos tipos de soledades, Poeta, desde esa que te hunde en el abismo del que difícilmente se sale hasta esa otra que buscas a veces desesperadamente para poderte oír a ti mismo, y esa sí que es fecunda.

Besos.

Calle Quimera dijo...

Paco, eres un cielo... Esto que has leído es solo un poema sobre el tema del abandono y la soledad, sin mayores implicaciones personales. Me gusta explorar el mundo de los sentimientos en los poemas, pero no había ninguna alusión real al momento en que me encuentro.

Yo también soy acérrima partidaria del carpe diem, porque, como dices, nunca se sabe en qué meandro del camino puede aparecer el remolino que agite las aguas.

He tenido ausencias, como todo el mundo, y el recuerdo de alguna de ellas inspiró este texto, pero afortunadamente los amaneceres ahora son claros.

Un beso enorme, paisano.

La_EsPeCtAdOrA dijo...

triste tu poesia..muy conmovedor como expresas lo ke sientes..

Malena dijo...

Me he quedado en la mesa frente a tí escuchando lo que quedamente decías. He sentido el astío y la rutina que se mete hasta dentro de los huesos y hemos visto juntas como pasaban esas horas de ese viejo reloj.

Así me he sentido mientras leía tu poema lleno de sensibilidad y una tristeza que no deseo que tengas nunca.

Montones de besos, gemelita.

ALBERTO LÓPEZ dijo...

A veces es bueno unos sorbitos de soledad, pero sin tener que llegar a emborracharnos de ella.

Ashbless dijo...

Te diria cosas para enjugar tu soledad.

Del fin de las noches y el sol.

De los ángeles y sueños que llenan cada centímetro del mundo, y pueblan todos nuestros cabellos.

Recordariamos historias y leyendas. De la noche, del viento, de la Aurora, esa diosa griega de dedos carmesies.

Nos solidarizaríamos con los perros que aúllan a la luna, o con los peces que intentan beberla en la superfice de las olas.

Pero no hace falta. Pues en el momento en que escribiste estos hermosos veros, entonces dejaste de estar sola.

Besos

www.minombre.es/manuelrubiales dijo...

ciertamente es un poema cargado de un sentimiento que haría zozobrar al espíritu más equilibrado, pero, déjame decirte, de una bellísima factura literaria.
Vino y besos.

SCD dijo...

Como poema maravilloso pero en el fondo es muy triste, ojalá y sea solo un poema y que nunca bebas de esa botella, por lo menos no largamente.
Saludos!!!

El perro andaluz dijo...

El hastío y la costumbre, aparte de beberse, también se comen y respiran. Son parte de la dieta extraña de vivir.
Besos.

Trini dijo...

Te he leído, a solas, y he sentido con cada letra, el hastío con que nos mancha la ausencia del que sola nos dejó.
Precioso poema Avalón

Besos

http://poemasdeshanna.blogia.com

txanba dijo...

curioso me has hecho recordar un poema que tengo que se llama, viviendo de los cristales rotos. una botella, que sola la soledad acompaña.

un abrazo.

Mónica Lima Quinto dijo...

Te voy a decir lo que me dijo un amigo y colega ¡bienvenida al mundo de los seres humanos!
Te deseo lo mejor.

María Narro dijo...

es realmente triste que haya personas que se sientan tan solas como esa botella... de hastío, o de asco.

Muy logrado el poema, exploradora de los boy-
scout.

Beso pa' ti y polvorón pal nene ;)

Raùl Junquera dijo...

Bueno mi querida AVALÒN, como yo me pierdo mucho en esas palabras no he tenido màs remedio que esperar a que haya comentarios y ¿sabes?, lo que màs me ha alegrado es leer lo que le has contestado a PACO... UFFFF QUE ALIVIO!!!

BESOS GUAPETONA!! Me voy a dejà la botella vacìa de hastìo o de ron, me da igual.

raizen dijo...

Me hiciste recordar una estrofa de una canción que dice: " la soledad es una historia guardada en el rincón de los olvidos, es una lágrima escondida, que te sale sin pensar del corazón"... :)
Lindo post, me gustó por su realismo poético...

Un abrazo con cariño ¡Feliz Navidad!

manuel-tuccitano dijo...

esas son botells que desgraciadamente no se acaban...ni siquiera enrancian...están ahí prestas a ser usadas en cualquier momento.
Te acompaño bebiendo...para ver si somos capaces de acabarla...

Abrazos

kaekum dijo...

No hay más solo que aquel que no se tiene a si mismo; y si se bebe, se brinda y se recuerda nunca se dejará de estar acompañado. Porque la bebida nos da la alegría, el brindis la ilusión, y el recuerdo...el recuerdo nos da el resto.
No se puede vivir de recuerdos, pero ¿por qué no salir con ellos a dar un paseo de vez en cuando?

Siga brindando sin tener motivos doña Avalon, ya verá como disfruta del sorbo cuando si los tenga.


Qué capacidad de conmover. Es un placer leerles.

Goathemala dijo...

El dolor por la pérdida, quién no lo experimentó.

Gran verso:

"una luna insomne que esmalta en sangre las sombras"

--
Saludos.

adam dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

Mónica Lima Quinto dijo...

Este es un buen momento pare deseartles muy feliz navidad y que el año venidero les depare mucha prosperidad.

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

bellamente triste...y yoque ando estos dias con los sentimientos a flor de piel estos versos me han tocado profundamente...
Un gran abrazo,
Lena

Raùl Junquera dijo...

Solitos nos estas dejando....

Abusus dijo...

Es extraño, pero es solos cuando crecemos, solos nos reinventamos, y este año que esta por terminar en que pense que me iba a juntar para siempre con alguien que amé como a nadie y me amo como ninguna, que quede solo de nuevo, por cosas inmanejables de la vida, y es que me doy cuenta que solo he crecido y aunque doloroso fue en un momento, es así que me hago fuerte a los embates y deseoso mas aún de la pasión de vivir, mas capaz de disfrutar los sorbos de vino con la magia que merece tan elaborado liquido.....
He escrito el ultimo post del año en mi blog, ya que por estar solo me iré a un destino distante, raro y desconocido paradisiaco lugar a pasar el año entrante de manera singular, precisamente a reinventarme en otro país, donde nadie sepa de mi no yo de nadie ni nada, s por eso que paso por los blogs que me han embrujado y el de uds 2 es de lo mejor que he leido..
Que la pasen de lo mejor que deseen, y es o que deseeamos lo único que se cumple......
Un abrazote

Ashbless dijo...

Un abrazo grande, muy grande.

Y cuidate.

Calle Quimera dijo...

La soledad siempre es triste, Espectadora, al menos cuando uno no la busca, sino que se la encuentra.

Gracias por tus palabras, bienvenida a esta calle siempre que te apetezca.

Besos.

Calle Quimera dijo...

Qué comentario tan bonito, Malena, me ha llegado al alma...

Ausencias de uno u otro tipo las hemos tenido todos, y cada cual interioriza las suyas a su manera, pero todas tienen un denominador común: el dolor por la pérdida. Ese lo sabemos reconocer cuando lo oímos en boca de otro, lo que varía es la forma de expresarlo.

Sí he tenido esta tristeza, gemelita, como casi todos. Afortunadamente, de eso ya hace tiempo. Cruzo los dedos.. ;-)

Besazos a montones.

Calle Quimera dijo...

Depende de la soledad de que se trate, Alberto... Si es esa que a veces buscamos porque realmente necesitamos encontrarnos por u rato co nosotros mismos, no solo son buenos unos sorbitos, sino apurar la botella entera. Cuando la soledad es la que lleva aparejada una ausencia, el más corto trago es amargo como la hiel.


Besotes.

Calle Quimera dijo...

Si este poema reflejase una realidad por la que estuviese pasando actualmente, te aseguro, Ashbless, que el dolor que produce se hubiese visto enjugado por dos cosas: el hermoso comentario que me has ofrecido hace un par de días y el abrazo grande que has dejado hace un rato.

Las palabras son más poderosas que las armas, que solo matan, porque además de la de herir, tienen la facultad de curar. Las tuyas eran de las que sanan.... Y no solo por la belleza que implicitaban, sino por el cariño que se notaba que las habían dictado. Y respecto a los abrazos, ya hablamos de ello en tu blog... El de hoy, tras unos días en que no he podido aparecer por esta casa ni por las vuestras, me ha emocionado. Y de verdad... Sí que curan los abrazos, querido Ashbless. El poema solo era un poema que no reflejaba mi situación actual, pero que sepas que, de haber sido así, este mensaje que has dejado hoy hubiese sido toda una crema cicatrizante para la herida.

Un beso y un abrazo enormes, y que el nuevo año te traiga toda la felicidad del mundo. Tu bondad la merece....

Calle Quimera dijo...

Manuel Rubiales, que tú precisamente, que escribes como Dios, me dediques esas palabras es un subidón de autoestima. Te las agradezco de verdad, y hasta me voy a tomar ese vino que viene con el beso, aunque raramente bebo alcohol.

Un besazo.

Calle Quimera dijo...

Gracias a Dios, SCD, es solo un poema, un poema triste, pero solo unos versos que nada tienen que ver con mi situación actual. Alguna vez sí he tenido que beber de esa botella, por desgracia raro es el que se libra, pero hace tiempo que no he vuelto a probar un solo trago. Te digo como a Malena: cruzo los dedos, y no solo por mí, sino por todos vosotros... ;-)


besos enormes.

Calle Quimera dijo...

De la dieta extraña del vivir forman parte platos bien amargos, Allan, como esos que citabas: el hastío, la costumbre, la soledad... Por suerte se trata de una dieta agridulce, y de vez en cuando se combinan con elementos más placenteros como el amor, la amistad, la esperanza... Y a veces hay hasta postre.. :-)

Besoe enormes, querido amigo.

Calle Quimera dijo...

Trini, lo peor de las ausencias es, a mi entender, la sensación de vacío que queda, la sensación de que el tiempo se ha detenido y que todo es un abismo incommensurable, la falta de sentido que se le ve a todo... Hasta que te das cuenta de que hay que seguir adelante. Y sigues...

Gracias por tus palabras; viniendo de ti son todo un elogio.

Besos.

Calle Quimera dijo...

Me costó encontrar ese poema tuyo, Txanba, era de noviembre de 2.006 y estaba casi al principio de tu blog. Pero mereció la pena la búsqueda porque tanto la primera como la segunda parte eran preciosas. El dolor por la ausencia, la soledad que conlleva, da desde luego para derramar mucha tinta. Es dif´cil no tocarlo cuando se ha vivido alguna vez.

Un abrazo para ti también.

Calle Quimera dijo...

A partir de una determinada edad todo el mundo termina aterrizando en el mundo de los seres humanos, Mónica. A veces, hasta antes de la edad normal... Unos aterrizan con más fortuna que otros, con más o menos gracia en la caída, pero todos acabamos haciéndolo. A mí me tocó el turno hace muuuuuuuuuuuchos años. Eso sí, no renuncio a otros mundos. Sabiendo ir y venir sin perder nada por el camino, es muy agradable.

Besos, y felices fiestas para ti también.

Calle Quimera dijo...

Es triste esa botella, María, sí. La del hastío, el asco, la soledad... Y lo peor de todo es cogerle el gustillo y sentir la
tentación de bebérsela entera, en vez de tirarla y buscar otra bebida. Y hay quien lo hace...

Besos, guapísima. Acepto el trato: beso pa mí y polvorón pal nene. Ya
le pediré la mitad, seguro que me la da..;-)Qué morro tengo...

Calle Quimera dijo...

Gracias de corazón, Raúl... Como le dije a Paco, esto solo es un
poema, no es reflejo de una situación que esté ocurriendo en mi vida. De hecho, sería muy difícil que exteriorizase algo similar si fuera real. Relatos y poemas procuro componerlos sobre sentimientos míos o de gente que conozco, pero a toro pasado, y solo como fuente digamos de experimentación, como base para dar una personalidad verosímil a
quienes protagonizan lo que escribo.


Te quiero agradecer también ese segundo comentario, interesándote por nosotros. Etinarcadia está ahora muy liado con el fin de año, ya se sabe lo jaleosas que son estas épocas para las empresas. Y yo he estado de enfermera y ahora de enferma, porque mi hija me ha pegado el gripazo. Y lo malo es que hoy ha llegado del cole con fiebre de nuevo... Esto es el cuento de nunca acabar.

besos, cielote, y cuidaos mucho. Ni se te ocurra dejarte vacía la

botella de hastío, en todo caso la de ron, que está más rico.. Además, gracias a Dios tú no tienes botellas de esas en ningún lado, solo de las buenas.. :-)

Calle Quimera dijo...

Qué bonita la estrofa que citas de esa canción, Raizen, ¿cuál es?

Desde luego, qué cierto es que la soledad al fin y al cabo no suele
ser más que historias arrinconadas en algún recoveco del olvido, y que las lágrimas que arranca no piden permiso para salir..

Un beso, y gracias por tus palabras. Felices fiestas, y que te traigan cumplido tu mayor deseo.

Calle Quimera dijo...

Ni se acaban ni se enrancian, Manuel-Tuccitano, tú lo has dicho. Y además, tienen la facultad de recargarse solitas... Por mucho que la vacies cuando de nuevo abres la alacena está ahí, hasta el gollete de líquido.

Agradecida por la buena compañía, ya lo creo. Pero, ¿sabes qué?, que
en cuanto se acabe esa vamos a sacar otra, pero de las buenas-buenas, que nos deje el cuerpo contentillo.. ;-)

Un besote.

Calle Quimera dijo...

Es cierto, Kaekum, nadie más solo que quien no se tiene a sí mismo
aunque se esté rodeado de personas. El vacío se nota, y el miedo. Y el vértigo cuando los demás se van se nota todavía más.

Con los recuerdos no se puede vivir, vuelves a llevar razón. Como mucho, sacarlos a veces a tomar una copa, pero jamás compatir cama, mesa y mantel con ellos a diario. Se corre el peligro de estancarse y no avanzar.

Hoy prefiero brindar por lo bueno pueda depararme el camino, que seguro que lo habrá.

besos, kaekum.

Calle Quimera dijo...

Todos hemos experimentado ese dolor, Goathemala, es inevitable. Pero la vida sigue, y siempre acaba por compensar.

Besos.

Calle Quimera dijo...

Pensé que ya estabas de viaje, Lena. Vamos, arriba ese ánimo, pronto vas a estar viviendo unos momentos muy especiales, seguro que eso es lo que te tiene con los sentimientos en carne viva. Te deseo de corazón que todo salga de la forma más satisfactoria posible. Ya nos contarás a la vuelta, ¿de acuerdo?

Un beso enorme, y felices, muy felices fiestas.

Calle Quimera dijo...

Parece una frase hecha, Abusus, pero es una gran verdad que el dolor moldea y nos hace fuertes, sobre todo el que produce la soledad que nunca habíamos buscado, por muy duro que pueda ser en su momento. Cuando ese dolor pasa, lo que nos encontramos es una personalidad reinventada, madura, y unas enormes ganas de vivir, de desquitarnos de ese dolor y de apurar la vida a tragos largos.

Te deseo de todo corazón que esas vacaciones te sirvan para reencontrarte, y que a tu vuelta estés en las mejores condiciones para disfrutar de la vida como ésta merece.

Te agradecemos profundamente las palabras que nos has dedicado, y espero no volver a perderte ahora la pista, como la otra vez.. :-)

Un beso, felices fiestas y que consigas encontrar lo que buscas. Con eso basta para extender la felicidad al resto de la vida.

Ashbless dijo...

Me alegra que estés ya mejor. Eso es lo importante. Y también me alegra que el poema no refleje una situación presente. Es un trago que todos tenemos que hacer de vez en cuando, pero como somos humanos, es natural que deseemos para todos nosotros y la gente que nos importa que sea lo más raro posible.


Cuidaos mucho y que el año próximo traiga no solo buenas palabras sino todas las cosas buenas que mereceis, que son muchas.

Un fuerte abrazo y todo lo mejor.

Sluagh dijo...

Precioso poema, las imágenes son inquietantes y hermosas.
Plasma muy bien la inseguirdad y desorientación que producen la soledad y la pérdida de la felicidad. Cuando nos construimos todo un mundo en el que vivir y éste se derrumba de repente, se nos olvida que existe todo un universo dentro y fuera de nosotros. Entonces parece que todo sea falso y hecho de papel, cuando en realidad lo único ficticio e ilusorio es ese mundo del pasado que se acaba de derrumbar.

Un abrazo.

Calle Quimera dijo...

Ashbless, casi me pasáis desapercibidos tú y Sluagh... Aunque tarde, quiero agradecerte tu empatía y esa forma de ser que tienes.

Que el nuevo año te traiga todo lo que mereces, que es mucho. No.. Muchísimo.

Un beso enorme, y un gran abrazo.

Calle Quimera dijo...

La óptica desde la que enfocas la soledad que produce una ausencia es la más correcta bajo mi punto de vista, Sluagh. Cosntruir toda una vida cimentada en otra persona olvidándonos de que el verdadero soporte que tenemos somos nosotros mismos es el mayor error que se puede cometer. Si falta la otra persona, nos falta todo.

Amar es compartir, pero no entregarse totalmente.

Besos.

Mundo Paralelo dijo...

Pues quebremos esa botella y atrevámonos a destapar otras, que la vida también se agota.

Me gusta como canalizas tus sentimientos, aunque salga triste, lo importante es que ya salió.

Saludos.

Calle Quimera dijo...

Freddy, es estupendo tenerte de nuevo entre nosotros.

Afortunadamente no son sentimientos reales, no puedo decir que esté sola, pero ya sabes lo que es escribir: un laboratorio en que experimentar con sensaciones, sentimientos.. Y a mí me gusta extremarlos.. :-)

Un besote, de veras que me alegra muchísimo saberte de vuelta.