jueves, 21 de febrero de 2008

EL BURRO BLANCO

Platero era pequeño, peludo, suave, tan blando por fuera que se diría todo de algodón, que no llevaba huesos. Yo también tengo un burro, un burro blanco, pero no pequeño, y menos aún suave, más bien un poco gruñón. Irascible, para ser exactos, sobre todo en estos últimos tiempos. De algodón, lo que se dice de algodón... pues tampoco, para qué mentir. Mi burro se diría todo de asperón, por fuera y creo que también por dentro. Eso sería más exacto, porque desde luego áspero es, y cortante. Fuerte y seco por dentro, como de piedra , en eso sí que se parece a Platero, ¿veis? Yo lo achaco a su afición por la Mistela y la Cazalla, así, con "la", como se dice aquí en Valencia. Al tabaco no tanto porque fumar, lo que es fumar, poco, y según él solo hierba "sana". A saber lo que entiende él por "hierba sana"...

¿Que eso es lo que dice él? Sí, claro. ¿No os he dicho aún que mi burro habla? Pues sí, con voz tomadilla y algo ronca (la Cazalla, seguro), pero habla.

Mi burro está de vuelta de todo, es muy sabio, tanto que se ha pasado la vida limitándose a callar ante tanta estupidez como nos rodea. Ya se sabe, a palabras necias... Pero de un tiempo a esta parte, no sé si porque con la edad todo el mundo, hasta los burros, se ponen impertinentes, o porque su afición a los alcoholes le ha soltado la lengua, ha empezado a hablar. La primera vez que lo hizo me quedé mirándolo con los ojos pugnando por salírseme de las órbitas. Malhumorado, me espetó:

- Pues no sé de qué te asombras. Cuando oís al politicastro de turno decir imbecilidades y hacer las promesas de la señorita Pepis por la tele os indignáis y decís: "Es que lo que acaba de soltar este tío es pa hacer hablar a un muerto". Menos raro será hacer hablar a un burro, ¿no? Digo yo...

Y desde entonces no ha parado. Cuando paso sobre él, los domingos, por las últimas callejas que salen de Calle Quimera, los hombres del campo,vestidos de limpio y despaciosos, se quedan mirándolo:

— Tiene acero...

Tiene acero. Acero y plata de luna, al mismo tiempo
. Y muy mala leche...

Y es que él dice que hay cosas que le generan ya hasta crisis de ansiedad; es un burro valenciano, pero parece andaluz por lo exagerado. Lo que sí es cierto es que últimamente se pone de muy mal humor con según qué cosas. Empieza a rebuznar sin freno (y lo digo ahora en sentido metafórico, porque lo que sale por ese hociquito es una barbaridad detrás de otra, tacos incluidos) ante ese que se cree más para no ser menos, el que da la mano y no aprieta, el que no cumple su palabra, el egocéntrico... Y el mal humor se le acrecienta cuando ve o escucha a los que ponen obstáculos a la imaginación, mirando conmiserativamente a los que se atreven a soñar, a tanto guru de las letras, tanto intelectual de encefalograma plano autoerigido en crítico, crítico de pacotilla, que se cree en el derecho de corregir un sentimiento escrito poniéndole comas y acentos a las palabras sin siquiera prestar atención a lo que estas quieren gritarnos, a tanto poeta de conservatorio, a tantos soñadores de plástico y cosméticos...

Dice mi burro que el mal endémico de hoy día es la incomunicación, sobre todo esa que consiste en que uno se limita a hablar y hablar, pero no escucha a los otros. Megalomaníacos que se creen en posesión de la verdad, y que desde el podium en que nadie los ha instalado excepto ellos mismos miran al resto con esa conmiseración que antes mencionaba. Son aquellos que tienen un orgasmo cada vez que se oyen la propia voz y sus pensamientos, y les sobra con eso, no buscan orgasmos con lo que hablan los demás. Son onanistas, se bastan y sobran con el placer que se producen a ellos mismos, despreciando el que podrían obtener de los demás. A todo el mundo le gusta ser escuchado, evidentemente, pero también escuchar al resto. Quieren placer a dos, compartido. Los "iluminados" están encantados de haberse conocido a sí mismos, y cuando se dignan a hablar con el común de los mortales descienden desde su Olimpo a la humilde tierra en un acto de altruismo que ni ellos entienden, seguro.. ¡Aaaaahhhh, la bondad divina......!

En fin, esas son las cosas que dice mi burro. Pero claro, es un burro, ¿cómo echarle cuenta...?

45 comentarios:

www.minombre.es/manuelrubiales dijo...

Pedazo de texto bueno, bueno..., y aunque soy burro andaluz te aseguro que no estoy exagerando.
Vino y besos.

SCD dijo...

Pues será burro pero no tan burro como los que no parecen burros y son mas burros que tu burro... ¿ ?
Buen post Etinarcadia ;-)
saludos!!!

Jassy dijo...

¡Tu burro es un genio!, deberian ponerle a él en la tele en lugar de a tanto politico rebuznando

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Me encantaría tomarme un día un café con ese señor Burro, bueno, para él un carajillo. No es de extrañar, mi ardilla Coreana, Agustina, también se le suele soltar la lengua de vez en cuando. Sin ir más lejos anoche viendo el primer debate electoral se le hinchó una de las venas del cuello y empezó a soltar improperios cada vez que un señor al que han recauchutado recientemente en política como número dos de un partido intolerante, rancio, gris y ocre, tenía su turno de intervención. Yo le digo, tranqui Agusti que te va a sentar mal la cena...
Tengo mis seria dudas de poner la televisión el próximo Lunes para ver el gran debate, no sea que al ver a cierto personaje de rostros oscuro que lo único que hace es inculcar el terror y la incertidumbre le dé un "patatús" un "Cuki" o un "tabardillo", elígase la denominación preferida. Y es que mi Agustinita a pesar de conservarse muy bien ya tiene cinco años y en una Ardilla ya va siendo una edad considerable. Eso sí no bebe alcohol, pero le pirran las palomitas de maiz y el chocolate con almendras.

Miguel Schweiz dijo...

¿Por fin chicos! Alguien que dice lo que hay.
La incomunicación se da hasta en los espacios que deberían ser para comunicarse. No sólo estamos perdiendo el don de escuchar, sino el de leer y se puede observar perfectamente en este medio, donde la mayoría quiere ser leído y muy pocos leen...

Pero, decían por ahí que con el tiempo, las poblaciones dejarán de existir tal como son y volverán las pequeñas tribus aisladas, sin comunicación, incluida la sexual. Podría ser, porque la soledad y el aislamiento empieza ya a los dos años cuando los padres deciden dejar al pequeño y tierno retoño y depositar el cuidado y la educación en manos del estado o instituciones privadas.

Vuestro burro creo que está observando todo eso con los "dos escarabajos de cristal negro" y sigue pastando en el prado; ya nadie lo "llama dulcemente".

Besitos y abrazo

Raùl Junquera dijo...

Lo que si tengo claro es que ustedes me habeis provocado imnumerables orgasmos, tanto asì que me acabais de provocar uno... Disculpen pero voy a limpiarme..

María Jesús Lamora dijo...

Me recuerda, de repente, mi infancia. Platero siempre me acompañó y, por extensión, su autor, Juan Ramón Jiménez. Estuve en su casa natal. Un momento inolvidable.
Abrazos desde el norte de España.

manuel-tuccitano dijo...

Me recordó el principio esta canción que me cantaba mi madre de pequeño:
A mi burro, a mi burro
le duele la cabeza;
y el médico le ha puesto
una gorrita negra.

Una gorrita negra,
mi burro enfermo está.

A mi burro, a mi burro
le duele la nariz
y el médico le ha dado
agüita con anís.

Una gorrita negra,
agüita con anís,
mi burro enfermo está.

A mi burro, a mi burro
le duele la garganta;
y el médico le manda
una bufanda blanca.

Una gorrita negra,
agüita con anís,
una bufanda blanca,
mi burro enfermo está.

A mi burro, a mi burro
le duele el corazón;
el médico le ha puesto
jarabe de limón.

Una gorrita negra,
agüita con anís,
una bufanda blanca,
jarabe de limón,
mi burro enfermo está

A mi burro, a mi burro
le duelen las rodillas
y el médico le manda
un frasco de pastillas.

Una gorrita negra,
agüita con anís,
una bufanda blanca,
jarabe de limón,
un frasco de pastillas,
mi burro enfermo está

A mi burro, a mi burro
le duelen las pezuñas;
y el médico le ha puesto
emplasto de lechugas.

Una gorrita negra,
agüita con anís,
una bufanda blanca,
jarabe de limón,
un frasco de pastillas,
emplasto de lechugas,
mi burro enfermo está

A mi burro, a mi burro
ya no le duele nada,
pero el muy perezoso
durmiendo está en la cama.


Pero a los burros a los que te refieres...uf..ni con un ramal se merecen que nos acerquemos...y ojo a las burradas que nos van a ir soltando.

Salud

Enmascarado dijo...

No, si después de las vacas locas,las ovejas clonadas, los pollos con gripe...ya sólo faltaba el burro filósofo...Si Noé levantara la cabeza...

...Lo que yo digo...el mundo al revés. Un burro disertando y los que tienen que convencernos, rebuznando.

Salud y una copita d licor de zanahoria para el burro

Trini dijo...

Muy sabio tu burro, cuánta razón lleva, si es que dices verdades a granel:):)
Y no creo que toda la culpa sea del Cazalla, aunque el Cazalla libera mucho las lenguas:)

Besitos

María Narro dijo...

me encantan los burros y más cuando hablan, pero nunca sospeché por qué rebuzno ultimamente tanto.

y es que padezco esto de la incomunicación a grandes dosis, ese conocer a tantos que están encantados de conocerse... pero encuentras, como dice Miguel, éste mundo... ¡comunicación al poder! Bien.

Error. Inténtelo otra vez. Fuera de cobertura. Hay tan poca gente que se para a leer, a leerte.

Pero nos vamos conociendo...

Un abrazo al burro valenciano y a todos los burros.

ah, y a la burrita de Sevilla que sabe ladrar jajajajaj

Durrell dijo...

Pues me ha encantado encontrar a ese burro tras la ventana.

Creo que es un burro bastante sabio y que sabe expresarse muy bien y no me extraña nada porque a veces los que gustan de observar con calma y tienen grandes orejas para escuchar, acaban siendo los que más se enteran de lo que se cuece a su alrededor.

Cuídalo bien. Saludos ;)

Ashbless dijo...

Cuidado, en los tiempos que nos encontramos -campaña electoral- no se vaya a confundir el discurso del burro con los de algun padre de la patria.

Un abrazo

Calle Quimera dijo...

Pues muchas gracias, Manuel.

Un besote, y salud.

Calle Quimera dijo...

Se te ha entendido todo, SCD..jajajaja... No, de verdad que sí. ¿Se me entiende ahora a mí? ;-)

Gracias de parte de mi compi, lo tengo hoy pachucho y respondo yo. Estoy pensando que le voy a cobrar las horas extras..

Besazo, y salud.

Calle Quimera dijo...

¡Y mira que hay políticos rebuznando, Jassy...! Ahora que hemos entrado aquí en campaña electoral, ni te cuento.


besos, y salud.

Calle Quimera dijo...

Pues nada, Alberto, un día invitamos al burro de Etinarcadia (uy, qué mal me ha quedao dicho así...) y a tu ardilla a tomar algo (para el burro, carajillo. Ese no quiere nada que no tenga graduación medianamente alta). Que entre los dos pongan a caldo a los políticos, y seguro que si televisan el debate entre ambos tendrá más audiencia que el del lunes. ¡Anda que la que nos espera...! Paciencia, el 9 se acaba todo. Y que Dios nos coja confesados los próximos 4 años...

Besos y salud.

Calle Quimera dijo...

Seguramente es donde más se da la incomunicación, Miguel: en los espacios hechos para comunicarse. Todo el mundo habla, y pocos escuchan, y el que no sabe escuchar tampoco sabe leer, es incapaz de extraer conclusiones de las lecturas.

Resulta paradójico que en la era de la comunicación padezcamos más
incomunicación que nunca; de verdad que no nos extrañaría que con el tiempo se volviera a esas tribus que mencionas. Casi lo estamos viviendo ya así..

Besos, y salud.

Calle Quimera dijo...

Jajajaja.. Raúl, mira que luego llegas cansado al trabajo,contente, contente... ;-)

besazos, y salud.

Calle Quimera dijo...

Platero es uno de los clásicos de la literatura castellana, María Jesús, y desde luego se ha ganado a pulso ese puesto.

Besos, y salud.

Calle Quimera dijo...

Uy, Manuel-T, cuántos recuerdos infantiles trae esa canción... De ella hizo Rosa León una versión preciosa en un CD de canciones infantiles que grabó, no sé si lo habrás oído.

A este burro de calle Quimera el agüita de anís casi que no: aguadiente peleón más bien, pero vamos, le duele la cabeza de escuchar tantas burradas.

Hasta que no llegue el día 10 dudo de que esté despejado..

Besos, y salud.

Calle Quimera dijo...

Jajajaja.. Muy bueno tu comentario, Enmascarado. Además, el Evangelio, como decimos aquí en el sur cuando oímos una verdad como un templo: los que tendrían que convencernos, rebuznando. País...., que diría Forges...

Si puede ser, pal burro algo más fuertecito que el licor de zanahorias. Eso se lo toma él para desayunar, en vez de café con leche.


besotes, y salud.

Calle Quimera dijo...

El Cazalla está buenísimo, Trini, una copichuela te deja "templadito". Lo malo es que este burro creo yo que se vuelca la botella entera, y así se le
calienta la lengua luego...



besos, y salud.

Calle Quimera dijo...

Pues ya has descubierto por qué rebuznas tanto, María: se te agolpan las verdades en la boca.

Miguel llevaba razón, hija, como siempre. Pocos se paran a leer, a escuchar, pero esos pocos son los que merecen la pena.

Rebuznos, ladridos, besos y salud... ;-)

Calle Quimera dijo...

Observar y escuchar es la única manera de saber, Durrell, y el burro con tanta paciencia, esos ojazos y sus buenas orejas tenía todas las de ganar.

Lo cuidaremos.. Etinarcadia, mi compañero de blog, y yo te damos la bienvenida a esta calle, y las gracias por habernos visitado. Besos, y salud.

Calle Quimera dijo...

Jajajaja.. Eso sí que ha estado bien, Ashbless. Pero creo yo que el burro es más inteligible y lleva más razón que algunos de esos padres de la patria...

Besos, y salud. Y un gran abrazo.. :-)

anonimo t dijo...

Una duda: ¿cómo se llama el burro? jajaja Me ha encantado el post, pero sobre todo... la cancioncilla que se escucha al abrir el blog jajaja lo he abierto varias veces, nada más que para escucharla...

Hace tiempo que no escribo, pero aquí ando callejeando, como siempre...

anonimo t dijo...

He entrado otra vez para escuchar la canción jajajaja ;)

Paco dijo...

Sabéis que me apasionan los Bichos... Maravilloso relato.
Los bestiarios dejan en evidencia al ser humano por la irracionalidad de lo que dicen o hacen -los humanos-.
SALUDOS

Calle Quimera dijo...

Cuánto me alegra verte de nuevo, Callejerilla... Oye, ahora que lo dices, me parece que el burro está todavía morito, sin bautizar. Le tendremos que preguntar a mi compi, porque el burro es de él, pero me parece que aún no tiene nombre. En algo pensaremos....

La canción es de Mike Olfield, y se llama Bonus Cook´s Tune. Si tiene correo-e y lo dejas en el nuestro te la envío, es mu chula, ¿verdad?

No importa escribir o no, eso es lo de menos, lo importante es que si paseas por aquí es porque te encuentres a gusto. ¿Cómo sigue tu batalla particular? Acuérdate de que los coches parados no llegan a ningún sitio, y que aunque sepamos dónde tienen que llegar indefectiblemente lo importante son las etapas, el viaje en sí mismo.

Besos, guapa, y salud. De verdad que me ha dado mucha alegría cruzar unas palabrillas contigo.

Calle Quimera dijo...

A ti te apasionan los bichos, y a nosotros tus bichos, Paco.

Mejor no comparemos a los racionales con los irracionales, porque en muchas ocasiones no sabe uno a quién le tiene que colocar una y otra etiqueta, ¿o no..?

Besos, y salud.

Raùl Junquera dijo...

Esa callejerita me cae de puta madre....

Goathemala dijo...

En la línea de las mejores sátiras que he leído. Al final de vuestra lectura ponía rostro a toda esa párvula de gente que juzga sin entender y dan por saco todo el tiempo. Brillante y preciosos los burros. Un animal que me encanta.

Saludos.

El perro andaluz dijo...

Cómo no estar de acuerdo con el Burro. Esperemos que siga hablando y que rebuznen los otros, a quienes Platero alude.
Besos y abrazos.

nadaq dijo...

...hoy no vengo sólo a leeros...pasaros por mi blog. Necesito apoyo blogero.

Un abrazo y gracias de antemano.

raizen dijo...

Excelente texto, inteligente el burro ¿no?. La incomunicación, es cierto es el peor mal de los seres humanos, unos queremos ser escuchados, otros queremos que nos escuchen, otros ni lo uno, ni lo otro, sino todo lo contrario. En fin, creo que no se hace fácil ésto de comunicarse. Hace falta tolerancia, para comprender la lógica de la naturaleza humana.

Besos

Aleksander Nagi dijo...

Amigos de Nadaq…

… Antes le pido disculpas por entrar a sus espacios de esta manera

… por favor los invito a que se unan con su voz de solidaridad con Nadaq…

… en mi humilde Blog escribí este post: http://opiniondiferente.blogspot.com/2008/02/solidaridad-con-nadaq.html

… espero que sigamos con esta cadena

… un abrazo y me disculpan la molestia

“Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena”. Ghandi

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Oye, y no quieren mandar ese burro para aca? Es que necesitamos un nuevo presidente en este pais y el burro me parece excelente candidato (mejor que el burro que tenemos ahora!!!)

Besos

Calle Quimera dijo...

Esa callejerita es un encanto, Raúl...

Besote.

Calle Quimera dijo...

Gracias, Goathemala. Es inevitable poner rostro a según qué gente oyendo hablar al burro, qué duda cabe. Lo que quizás constituya un insulto para el pobre animalito, si lo pensamos bien-- ;-)

Besos, y salud.

Calle Quimera dijo...

No, Allan, si rebuznar ya rebuznan los otros, los que se supone que debieran de hablar. Ahora que estamos en campaña electoral se nota m´s que nunca..je.. El que habla es el burro, los que rebuznan los hombres.. El mundo al revés.


besotes, y salud.

Calle Quimera dijo...

Misión cumplida, Nada. Siento en el alma que te hayas visto envuelta en un asunto tan desagradable.. Eso te pasa por escribir tan bien, niña.. ;-)


Un besazo enorme, salud y todo nuestro apoyo.

Calle Quimera dijo...

No, no es fácil la comunicación, Raizen, hace falta mucha buena voluntad por ambas partes, tanto para escuchar como para querer ser escuchado.

Besos, y salud.

Calle Quimera dijo...

No hay nada que disculpar, Aleksander, el tuyo ha sido un hermoso gesto de amistad, digno de elogio, hacia una compañera que bien se lo merece.

Pensábamos reproducir tu carta en esta calle, pero a la hora de hacerlo hemos visto que la dueña del blog citado ha borrado sus contenidos, así que ya no tiene objeto insistir en la denuncia.

Un abrazo, y bienvenido a calle Quimera siempre que te apetezca.

Calle Quimera dijo...

Jajajaja.. Muy bueno tu comentario, Lena. El burro está muy solicitado; acá también andamos de elecciones, así que te puedes figurar..je... Habría que clonarlo, pero mientras sí y mientras no, nos lo repartimos, ¿vale?



besotes, y salud.