martes, 10 de julio de 2007

UT QUID.....?




¿Nadie quiere permanecer a mi lado? Pedro, Juan, Santiago...
¿Ninguno de vosotros quiere esperar conmigo? Pedro, Juan, Santiago...

Solo quiero decir
que apartes de mí este cáliz,
si es que hay alguna manera,
porque no quiero probar su veneno.
Siento que me quema.
He cambiado, no estoy tan seguro como cuando empezamos.
Entonces tenía fe,
ahora estoy triste y cansado.

Escucha, seguramente he sobrepasado mis expectativas,
lo intenté durante tres años. Me parecen ahora treinta...
¿Pedirías tanto de cualquier otro hombre?

Pero si he de morir
que se cumpla todo lo que quieres de mí.
Deja que me odien, que me golpeen, que me hieran,
que me claven en su cruz.
He de saber, he de saber, mi Dios.
he de saber, he de saber, mi Dios.
Quiero ver, quiero ver, Señor.
Quiero ver, quiero ver, Señor.
por qué he de morir.

¿Me prestarán más atención que antes,
importará lo que dije e hice alguna vez?
Tengo que ver, tengo que ver, mi Dios.
Tengo que saber, tengo que saber, Señor.
Tengo que ver, tengo que ver , Señor,
si muero ¿cuál será mi recompensa?
Tengo que saber, tengo que saber, Señor.
¿Por qué he de morir? Oh, ¿por qué he de morir?
¿Puedes mostrarme ahora que no moriría en vano?
Muéstrame solo un poco de tu omnipresente sabiduría.
Muéstrame que hay un motivo para que quieras que muera.
Muéstrame ahora que hay una razón,
demuéstrame que no va a ser en vano
Demuéstrame que no es inútil tu deseo de verme muerto, y moriré.
Me enseñaste el cómo, el cuándo, pero no el por qué.

¡Muy bien, moriré!
¡Mírame morir!
¡Contempla cómo muero!

Antes tenía fe,
ahora estoy triste y cansado.
Después de todo lo intenté durante 3 años.
Ahora parecen 90....
¿Por qué entonces estoy aterrorizado
de terminar lo que empecé, lo que tú empezaste?
Yo no empecé…

Dios, tu voluntad es dura, pero tú controlas cada ficha.
Beberé tu cáliz de amargura.
Clávame a tu cruz, sángrame, golpéame, mátame,
pero pronto.
Hazlo pronto, antes de que me arrepienta.


¿Sirvió de algo...?











CALLE QUIMERA

46 comentarios:

Mónica Lima Quinto dijo...

Sin duda son fotograf�as muy duras, muy crueles, algunas de ellas famosas.
Los caminos del Se�or son enigm�ticos �por qu� suceden las cosas? Debe haber una raz�n en todo esto, raz�n que cada uno de nosotros debe encontrar.
Saludos calle quimera

Ashbless dijo...

¿Sirvió de algo?

No lo sé.

Por un lado creo que este mundo es un camino de perfeccionamiento, eso si, muy jodido. Pero se aprende mucho más de sufrimientos y de errores que de aciertos y placeres.

Aún así hacen falta innumerables existencias para alzarse uno o dos escalones hacia el cielo desde el que hemos caido.

Por otro lado no creo en los sacrificios. Que tu te cortes un dedo con una sierra por mí solo quizas evitará que yo me corte, pero solo quizás. Las guerras y el dolor se producen todos los dias. Forman parte del mundo.

El sacrificio de Cristo, real o conceptual ha inspirado a muchos, pero no a todos en el sentido original, y a la mayoria no creo que verdaderamente les haya dicho nada...

Mentacalida dijo...

Tal vez no sepamos hoy el porque,tal vez nuestros ojos no alcancen a ver,siempre hay elejidos sin aparente motivo...solo la fuerza interior que consiguen de dios.

Abrazo

menta

Calle Quimera dijo...

Sí, Mónica, son fotografías duras, y lo peor es que aún podían haberlo sido más, porque el mundo en que vivimos produce escenas mucho más crueles aún que estas. Lo que se ha procurado es recoger en ellas parte de las lacras que azotan a la sociedad: la tortura, la guerra y algunas de sus consecuencias, el fanatismo, el maltrato a los animales, la pobreza, la situación a que vive sometida la mujer en muchos lugares...

La letra de esta canción mostraba un Cristo humano, lleno de dudas, de incertidumbres, de miedos... Era inevitable ante esta letra preguntarse de qué sirvió su sacrificio. Yo prefiero creer que estos no son los caminos de Dios, sino los de los hombres. Y que más que razones para todo ello, lo que deberíamos buscar son soluciones. El mundo evoluciona.. Puede que algún día las haya.

Besos.

txanba dijo...

y pensar que la historia se repite, será que el ser humano también tiene la memoria de un pez. para nosotros años serán segundos en nuestra memoria. pero eso si, quienes tendrían que hacer también algo, son el pueblo que elige a esos tontos como bush... pero la memoria nos tiene que seguir funcionando, por lo menos aunque seamos poco, los que tengamos memoria, para estar atentos por si vuelve a ocurrir. abrazos.

Calle Quimera dijo...

Francamente, Ashbless, creo que sirvió de poco a la vista de cómo está el patio... Real o conceptual, como bien dices, el sacrificio debiera haber dado otro tipo de resultado, pero cuando uno se para a mirar atrás en la historia lo que resalta es el uso sesgado que han hecho de él las clases dirigentes, siempre a favor de sus intereses espurios. Cuántos crímenes, guerras y atrocidades se han cometido en nombre de la Cruz...

No sé cuántas existencias harán falta para devolvernos al cielo del que vinimos, Ashbless, pero deben de ser muchas. Las que se han sucedido hasta ahora no parecen haber sido mínimamente suficientes...

Besos.

Calle Quimera dijo...

No sé si alguna vez llegaremos a saber el por qué, Mentacálida, no acierto a encontrar una explicación para tanto dolor, tanta crueldad... Lo que sí me gustaría encontrar son soluciones. Ya sé que es una utopía, pero por soñar que no quede. Al fin y al cabo, esto es Calle Quimera...

Un beso, encantados de recibirte en esta calle.

Calle Quimera dijo...

El pueblo tiene mucho que hacer, Txanba. Cuando la voz de la calle haga saber claramente a los gobernantes del primer mundo que no queremos más juego sucio, que exigimos transparencia, una gestión honesta y solidaria con los que nada tienen, una gestión humanitaria, los dirigentes no tendrán más remedio que plegarse a ello. Cuando les recordemos que el poder soberano radica en el pueblo y que ellos son meros representantes las cosas cambiarán. Mientras sigamos encogiéndonos de hombros, mirando para otro lado cuando las imágenes nos molestan y pensando que nada podemos hacer, desde luego que todo seguirá siendo lo mismo.

Más que memoria de pez, lo que tenemos es actitud de borregos. Nuestra obligación para con la sociedad es estar informados, y exigir a los que nos dirigen que nunca olviden quién es en realidad quien ostenta el poder, exigir que nos escuchen y se ponga fin a las situaciones que permiten tomar fotos como estas... Los cambios son posibles, la historia lo demuestra. Se trata de no cejar en el intento...

besos.

malena dijo...

Quiero creer que sí.Qué sirvió de algo, pero no hay peor sordo que el que no quiere oir, ni peor ciego que el que no quiere ver. Efectivamente, esa que se refleja en esas crueles fotografías, es la obra del hombre. El Jesús que murió por nosotros fue un revolucionario y espero que sus palabras algún día se pongan en práctica y ese día ese sufrimiento habrá servido para algo.

Un beso muy grande.

Ignatius dijo...

Te dejo un canto a la esperanza y mi gratitud de nuevo por tu visita a mi pequeño espacio "secreto"...

Un abrazo...

SCD dijo...

Ok, vamos por partes; Si nos ponemos a analizar la historia que nos da la Biblia, encontramos que Cristo murio para prolongar nuestra vida y con su sacrificio hacer borron y cuenta nueva para la humanidad, al mismo tiempo nos dio Libre Albedrio, que no es más que darnos libertad de escoger para que lado caminamos... si bien es cierto que se han cometido muchas atrocidades, no podemos decir que el sacrificio de Jesucristo fue en vano, no podemos generalizar, hay gente buena y mala, los buenos siempre son los que sufren pero a pesar de ello siguen existiendo y es por los que en verdad mereció la pena ese sacrificio... conclusion, ¿sirvio de algo?, SI porque de no haber sucedido, todos hubieramos sido condenados y no existiria, por más minima que sea, la esperanza de una vida mejor.
Saludos amigos!!!!

G.Ruiz dijo...

Sirvo de algo? creo que si, a pesar del dolor, las guerras y toda clase de sufrimiento, ese sacrificio es el que le ha dado vida a la esperanza por mas de dos mil años y como dice SCD ese libre albedrio que nos dieron es el que nos permite realizar todo tipo de atrozidades, lastima que muy lejos de nuestra conciencia este ese sacrificio.
Los buenos y los Malos siempre existiran y eso es lo que le da valor a ese sacrificio.
Saludos

nadaquedemostrar dijo...

"NO" y lo dije sin dudar.

...una etiqueta..."quizás"

...flaqueo...tanto amor no pudo ir a saco roto.

NO. Pero quiero pensar que SI.

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Y siguen los mismos muertos podridos de crueldad.Ayer morían en Bosnia, ahora mueren en Bagdag.

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Aprovecho también para daros las gracias por vuestro interes en mi pequeña ausencia, pero necesitaba unos dias de lapsus o un pequeño alto en el camino para poder oxigenarme. Un abrazo

Paco dijo...

Alguien dijo -en estos momentos no lo recuerdo- que "los hombres inventaron
a los dioses para que "nos vigilara" cuando ninguna otra persona nos ve".

De todas formas, debe, casi siempre, estar mirando para otro lado.
SALUDOS

Mónica Lima Quinto dijo...

Excelente, no hay que perder la esperanza, tampoco hay que etiquetar a las personas de igual forma, yo en lo personal, aùn creo en la bondad humana.
Saludos,

yraya dijo...

No, no y no sin dudarlo, gente sin escrúpulos han habido, hay y habrán.
Besitos

Ashbless dijo...

Todo es muy complejo.

La foto de las mujeres con el burka me ha traido un recuerdo de mi viaje a India.

Me tocó retroceder todo un dia en bus para poder subir al centro de los Himalayas, y pasé por una zona de fuerte influencia musulmana - cerca de Rajastan.

Subió al bus una pareja. Ella iba casi absolutamente velada, y pude ver en esa región a muchas mujeres ocultas incluso en los ojos, montones negros de ropa por la calle. Me sentí sorprendido, y algo enfadado porque en nombre de unas costumbres de otros tiempos -e injustas incluso entonces- esas mujeres fueran humilladas y disminuidas así.

De hecho el marido de la mujer velada de mi bus empezó a caerme fatal. Cuando el hombre se tumbó en su asiento y le puso los pies encima a su mujer me sentí ofendido.

El viaje siguió durante horas, en medio del calor y el silencio. Y un rato después la mujer empezó con infinito cariño y suavidad a masajear los pies del hombre, que me dí cuenta que parecia enfermo, con problemas circulatorios.

Ella le estuvo cuidando y atendiendo todo el viaje. Cuando bajaron del bus todo cambió. Pero para entonces yo no sabia que pensar.

Vemos las imagenes, que son terribles, y simplificamos. Hay tanta violencia en quien golpea como en la victima, quizás ambos van a terminar heridos...

El perro andaluz dijo...

Siempre he pensado que las cosas horripilantes que pasan en este mundo, son por culpa nuestra, al igual que las cosas maravillosas que también suceden. No creo en seres superiores pero de algunos hombres pienso que son inferiores. A la razón, al sentido común, a la esperanza y a la vida misma. Pero ellos también pueblan la tierra y para con ellos mi repudio. No sé si arderán luego en el infierno pero aquí yo los desprecio y trato de combatirlos en la medida de mis posibilidades.
Sé que ustedes también.
Un gran abrazo

Miguel dijo...

Ufff Quimera... fuerte, impresionante. Mira que para dejarme mudo...
Besos...

LA ARISTA DEL VIENTO dijo...

Es mas facil echar la culpa a otros, pero deberiamos ser conscientes que el unico que tiene capacidad para semejantes acciones es el hombre, y que de el depende, que estas cosas no sucedan...
Ya se, es mas facil cerrar los ojos, y no sentirnos culpables, pero abrelos, y veras que todos somos o estamos en el mismo lugar...
Ojala algun dia, sepamos llegar al final de ese camino, y acabar con todas esas imagenes....

saludos

María dijo...

yo creo que no sirvió de nada, las imagenes hablan por sí solas.

Pienso que muchos se refugian, o nos refugiamos, en la fe. Pero, creo que lo ha dicho Paco, siempre se inventaran nuevos dioses para... ¿taparnos los ojos? creo que sí.

Un beso.

Manuel Rubiales, Kaiman, dijo...

¿Sirvió de algo...?
Si, ha servido para cimentar el mayor negocio de la historia, con sede en el Vaticano, para que miles de cuervos con sotana vivan a costa del miedo, de la incertidumbre y de la agonía de los seres humanos. Si dios existe debe de estar en el corazón de las piedras.

Calle Quimera dijo...

Efectivamente, Malena, Jesús fue un revolucionario; su único mandamiento, "Amaos los unos a los otros" lo engloba todo: la solidaridad, la comprensión, la tolerancia, el respeto a personas e ideas... Justo lo que al menos los que nos hemos educado en su doctrina tendríamos que practicar. Entonces no se verían tantas fotos como estas. La mayoría de las que se recogen en este post existen porque las situaciones reflejadas
en ellas las han provocado personas que por un lado rezan a ese Dios y
por otro golpean a sus semejantes sin piedad.

Hace falta seguir sus palabras, o las de cualquier otro que predique la paz y la concordia entre los hombres. Yo también espero quealgún día ocurra...

Besos.

Calle Quimera dijo...

Gracias por ese canto a la esperanza, Ignatius; ese tipo de canto siempre suena a música celestial. Y soy quien te agradece tener abierto ese espacio "secreto", y que nos permitas entrar y acompañarte en él. Se está bien en ese lugar...

Besos.

Calle Quimera dijo...

La pregunta era si sirvió de algo el sacrificio de Cristo a la vista de lo que ocurre en el mundo, y tu respuesta es positiva, SCD. ¿Sabes? Al traducir la letra de esta canción nos llamó la atención la visión tan humana que daba de Cristo; no era Dios, sino un hombre consciente del destino tan atroz que le esperaba, y asustado, casi arrepentido, alguien que sentía que las fuerzas le flaqueaban ante la tortura y la muerte que su calidad divina le permitían conocer de antemano desde el principio de
los tiempos. Solo esperaba que sirviera para algo, al menos eso, y yo también querría creer, como tú, que de verdad aquel viacrucis que le aguardaba no fue en vano. Sería una broma muy cruel...

Besos.

Calle Quimera dijo...

Me quiero quedar con eso que dices, Gustavo, con que ese sacrificio es el que ha dado esperanza durante más de dos mil años. Si perdemos la
esperanza, ¿qué nos queda..? Como dices, siempre habrá buenos y malos, y solo queda confiar en que los primeros ganarán la partida final a los segundos. Que habrá muchos que seguirán tomando el relevo a este cuyas palabras figuran en este post y que continuarán dando esperanzas al
mundo.

Un beso.

Calle Quimera dijo...

Yo también quería pensar que sí sirvió de algo, Nada, pero qué difícil es cuando se contemplan imágenes como esta, ¿verdad?

De todas formas, en cada uno de nosotros está que el sacrificio de ese Jesús o de cualquiera que se compromete hasta el máximo por su gente sirva de algo.

Besos.

Calle Quimera dijo...

Y si solo fueran los mismos muertos de ayer en Bosnia, o los de hoy en
Bagdad, Alberto.... Si no me falla mucho la memoria, hay unos mil
conflictos bélicos abiertos en todo el mundo, las guerras olvidadas por
los informativos que no nos horrorizan por un ratito en la sobremesa, mientras vemos la tele, pero que conllevan su carga de horror, hambre, miedo, muerte, destrucción y violación de trodo tipo de derechos para los ignorados seres humanos que las padecen. Eso sí, los fabricantes de armas se frotan las manos...

Hay personas que dejan su huella, y cuando desaparecen se las echa de
menos. Tú eres una de ellas, ¿cómo no íbamos a preocuparnos por tu
ausencia? Nos alegra muchísimo que solo se haya tratado de un lapsus, y que de nuevo estés en la brecha. Un besote, y de parte de mi compañero ya sabes, salud.

Calle Quimera dijo...

Sí, alguna vez he oído una frase así, o similar, Paco. Hay muchas explicaciones para intentar justificar la necesidad que siente la mayoría del género humano de creer en seres superiores, aunque supongo que en todas subyace el secreto deseo de pensar que alguien vela por nosotros, el miedo a estar abandonados a nuestra suerte en un mundo que a veces nos viene ancho, y de una vida cuyo sentido se nos escapa.

Puede que los humanos inventásemos a los dioses para "vigilar", pero.. ¿eso también implica "controlar"? Porque si también deciden y controlan en ese caso seríamos simples títeres cuyas cuerdas ellos moverían a su antojo. Entonces nos estaríamos siempre quejando, reivindicando nuestra libertad. Todos hemos oído esta frase: "No puede existir Dios; si así fuese, no permitiría estas cosas". ¿Un Dios intervencionista de mentes no recordaría un poco el experimento de aquella película, "La naranja mecánica"? ¿Dónde queda el libre albedrío? Porque eso lo reivindicamos todos... Es muy complicada esta cuestión, Paco. Incluso pensar si en realidad todos merecemos el libre albedrío..

Un besote.

Calle Quimera dijo...

No, la esperanza no puede perderse nunca, Mónica. ¿Qué sería de la vida sin ella?

Yo no tengo ya tanta fe en la bondad del género humano, pero sí en la de personas concretas. Esas son las que salvan al resto...

Un beso.

Calle Quimera dijo...

Y también hay personas con escrúpulos, Yraya, personas comprometidas a las que si apoyásemos en la medida de nuestrasposibilidades en vez de mirar para otro lado excusándonos en que total, qué podemos hacer nosotros, podríamos ver consiguiendo logros importantes.

Un besote, guapa.

Calle Quimera dijo...

Desde luego, Ashbless, la violencia degrada a quien la usa y a quien la
recibe, y por supuesto que ambas quedan heridas: en su dignidad y en su condición de seres humanos.

El caso que refieres es muy puntual, y no creo que sea muestra de que a veces estemos simplificando las cosas... La actitud de esa mujer, bajo mi punto de vista, no es concluyente de nada. Puede que tenga tan asumida su condición de simple montón negro de ropa, como tan bien lo has definido, que ni se plantee otro comportamiento que ese tan servil que mostraba.

Hasta puede que estuviese enamorada... No sería el primer caso de víctima subyugada por su opresor. Lo que sí es cierto es que las mujeres de estas culturas, que han sido educadas en su condición de objetos sujetos a capricho de sus maridos, no se cuestionan su modo de vida. Ese es el rol que les ha tocado y no se rebelan. Probablemente, ni siquiera entenderían otro modo de vida. Al ladito de la India, en Pakistán, muchas de las que tienen ideas distintas son castigadas por parte de los hombres de la familia con la violación o con la desfiguración del rostro con ácido sulfúrico. Y está bien visto por la sociedad...

Gracias por haber vuelto a nuestra calle para contarnos esta anécdota. Un beso.

Calle Quimera dijo...

Nosotros sí somos creyentes, Allan, pero pensamos que Dios nos dotó de
libre albedrío, y que, como decía un personaje del Quijote, "tantas
letras tiene un sí como un no", el mismo trabajo cuesta decir "sí" al mal como decir "no". Desde luego, creemos que los males de este mundo, así como lo bueno, solo está en manos de los hombres, de su libertad para decir "sí" o "no" al mal y al bien.

De todas maneras, al postear esta letra de uno de los temas del musical americano Jesus Christ Superstar no entraba en nuestra intención hacer apología de la religión; lo de menos era que se tratase de un personaje histórico al que muchos creemos Dios. Era la enorme humanidad que desprendía la letra la que nos interesaba, el miedo, la infinita soledad ante el destino cruel que se le avecinaba, las dudas... Lo que suponemos que tienen que plantearse todos esos que acometen la tarea de sacrificarse por su pueblo: los Sankara, los Lumumba, los Che... Cuando en determinados países alguien toma la determinación de alzarse contra la opresión, en cualquiera de sus formas, sabe a lo que se arriesga: a la traición, a la tortura, a la muerte... Seguramente se pregunta una y mil veces si su sacrificio servirá para algo, porque efectivamente hay hombres inferiores al sentido común, a la esperanza, a la vida misma y a la humanidad. Hombres dispuestos a sacrificar a otros en aras de su propio beneficio. Y ellos pondrán todos los medios a su disposición para impedir que su revolución llegue a buen término. No sé tampoco si arderán en los infiernos, pero desde luego nosotros los rechazamos tanto como tú.

Besos, y un abrazote, Allan.

Calle Quimera dijo...

Impresiona ver de lo que es capaz el hombre, ¿verdad, Miguel? Capaz de lo más sublime o de lo más ruin y envilecedor. Complicaítos somos...


Un besote.

Calle Quimera dijo...

La fe sirve de bien poco si no actuamos, María. De nada sirve echarle la culpa a Dios ni rezarle; somos nosotros los causantes de todo y nosotros hemos de arreglarlo, asumiendo nuestras responsabilidades. Nos horrorizamos de las lapidaciones que aún siguen vigentes en el código penal de algunos países, pero.. ¿nos sumamos a las iniciativas de organizaciones como Amnistía Internacional, por ejemplo, cuando piden firmas a través de algo tan cómodo y que nos exige tan solo un par de minutos como internet? Y funcionan, María... Te aseguro que funcionan, que cuando llegan miles de firmas se detienen procesos de lapidaciones. Pero hay que tomarse un par de minutos. ¿Lo hacemos..?

Un besote.

Calle Quimera dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Arista del viento. Es fácil echarle la culpa a Dios por permitir los desmanes que en realidad cometemos los hombres. Eso sí, nuestra libertad de actuación que no nos la quiten...

Todos estamos en el mismo lugar, como bien dices... Y lo peor es que no es una frase hecha, sino una verdad. No hay más que fijarse en los horrores de la guerra de la antigua Yugoeslavia. Los que cometieron tantas atrocidades eran personas como tú y como yo: profesionales, oficinistas, camareros... Gente normal y corriente, pacífica, tranquila, que llevaban años viviendo en paz, sin los condicionamientos que sufren los que han nacido y vivido en países que llevan años inmersos en la guerra y se crían en ella. En cuanto les pusieron un fusil en la mano y en las condiciones alienantes de un conflicto bélico sintieron despertar los peores instintos que el ser humano lleva dentro. Y los manifestaron, vaya si lo hicieron..


Ojalá llegue el momento en que estas imágenes queden solo en el recuerdo de lo que no debe volver a suceder.

Un beso, Arista.

Calle Quimera dijo...

Te doy enteramente la razón, Manuel. Si, como millones creemos, Cristo fue Dios y se sacrificó de esa manera por la humanidad, hay unos señores vestidos de negro que han hecho el negocio del siglo a costa de su sufrimiento y de su sangre ... Siempre he creído que Dios jamás ha tenido mayor enemigo que su Iglesia.

Soy creyente, pero admito que puedo estar equivocada. La existencia de Dios no hay forma de demostrarla científicamente.. ni de desmentirla. Ni mi fe ni tu agnosticismo tienen hoy por hoy comprobación fehaciente, pero lo que tengo claro es que de una maldad solo es responsable el que la comete. No imagino a un Ser superior, si es que al final existe, instigando un acto como los que muestran las fotos porque entonces estaríamos hablando de un Dios cruel, y si por definición Dios es un ser superior, no caben en él defectos, y la crueldad lo es. El corazón de las piedras es el de los hombres que, libremente, cometen estas atrocidades.

besos.

Ana R dijo...

Yo, no creo en dios.En ninguno. Y menos en estos que el hombre ha inventado para justificar sus masacres o su juego macabro que consiste en comportarse como tales.No, no creo en dios , en ninguno.Pero si lo hubiera, pienso que mira hacia otro lado...como millones de personas.

Un abrazo

Calle Quimera dijo...

Yo tampoco creo en esos dioses en el nombre de los cuales los hombres masacran y cometen todo tipo de atrocidades. Y rubrico la celebérrima frase de Marx, "La religión es el opio del pueblo". En nombre de Dios y de la religión se han cometido y se siguen perpetuando todo tipo de tropelías, pero desde luego, no ha sido en el nombre de ese en el que creo. Este le ha dado al hombre discernimiento entre el bien y el mal, y libre albedrío para actuar. A partir de ahí, no hay más culpable de la maldad que el propio hombre. No es Dios el que ha de mirar, sino los que vuelven la cara hacia otro lado para no darse por aludidos mientras otros cometen este tipo de actos.

Un beso.

digler dijo...

a veces creo que no sirvió en lo absoluto

pero cuando veo gente que da la vida para ayudar a otras personas, me doy cuenta que ese sacrificio se repite cada dia y a cada momento, y es entonces que creo que todo es posible, tal vez no en este tiempo, pero todo es posible

Abejilla dijo...

Que interesante post, hasce unos días pensaba en esta foto de Hiroshima. Que increibles que somos los humanos capaces de la sutileza, el amor y la belleza y por el otro lado todo lo oscuro...

Saludos

XXA

Calle Quimera dijo...

Eso es lo que hace mantener la esperanza, Digler, que sigue habiendo muchos Cristos en todos los países y de todas las creencias (o no-creencias) que a pesar de las incertidumbres y los miedos siguen adelante con lo que creen su deber, dispuestos a llegar al sacrificio que haga falta por el bien de los demás.

Quizás más adelante se puedan ver los frutos de todo ello. Bienvenido a esta calle, y gracias por tu visita. Saludos cordiales.

Calle Quimera dijo...

Esa foto es tremenda, Abejilla. En una entrevista reciente que le hicieron a su protagonista ella contaba que aún siguen produciéndole tremendo dolores las heridas que recibió, pero que ha conseguido perdonar a quienes se las causaron y quiere continuar con su lucha por la paz. Todo un ejemplo...

Nos alegra tu visita a esta calle, y te damos la bienvenida. Saludos cordiales.

Bree dijo...

Palabras verdaderas y muy duras acompañadas de unas imágenes que nos hace pensar.