martes, 25 de noviembre de 2008

ENTRE LA NOCHE Y LA NADA



Algo murmuran las olas mansamente a la orilla,
y mece las palmeras el silencio negro
de la noche dormida, que exhala un vago olor a soledad.
Bañada en luna, sola sobre la arena, te pienso,
pienso tu mirada azul, las margaritas que me regalaste,
el calor de la amistad que me prestaste y que ahora reclamas,
pidiéndome que tienda un manto de olvido
sobre tu pálida ausencia.
Tengo tus recuerdos- recuerdos en carne viva -
en las manos, y he de tirarlos, querrías, como piedras al mar...
¿Cómo hacerlo sin desaparecer con ellos
entre la espuma escarchada de las olas ?
Se irán apagando las estrellas una y otra vez,
una luna, desvelada, seguirá a otra,
pero sabe que el vaho del tiempo
continuará dejando escrito tu nombre en los cristales,
mientras yo permanezco sentada en la playa,
bajo las palmeras, vestida de sombras,
fundiéndome con el mar, eternamente estatua.
Entre la noche y la nada, tú...

34 comentarios:

prometeo dijo...

Hermoso poema sobre ausencias y esperanzas, por que hay esperanzas, siempre hay esperanza. Me entroncas tu poema con los viejos cantares de amigo de la lirica galaica: cantares de amor, canteres de añoranza...viejo y siempre nuevos.
Un abarzo y gracias por ese hermoso poema.

Adolfo Payés dijo...

Bello poema.. me enrede entre la luna y la esperanza de la ausencia misma...

saludos un abrazo fraterno

Malena dijo...

No se pueden tirar los recuerdos al mar como si nunca hubiera sucedido nada. Aunque te supliquen que olvides, jamás se logrará, porque los sentimientos si son sinceros, se guardan en un rincón del alma como un tesoro y nada ni nadie los podrá hacer deaparecer.

Miles de besos para los dos, y una llamada mañana por la tarde.

Callejerilla dijo...

Precioso poema mi Avalon, señor Etincardia... Malena, no has podido describir de mejor manera un sentimiento común a la especie humana: la tendencia al olvido cuando hay dolor "aunque te supliquen que olvides...", qué frase más común... Creo que si se olvidara se perdería una parte de la vida; sin embargo, recordando, es un paso al martirio más cruel...

En esa "nada", estás tú...

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Los recuerdos se quedan grabados en el corazón y no desaprecen jamás, solo cuando tu lo hagas y te los lleves contigo...otra cosa son las malas experiencias, dejan huella, mucha... pero se deben de olvidar de necesidad...saludos

Calle Quimera dijo...

Esos ojos que alguna vez fueron azules siempre te pertenecerán....solos.
Un vestido escotado alumbrando el comedor de un hotel bien cuidado...solos.Un camarero sirve el vino mientras comparte conversación futbolística...solos.
Tu literatura y mi locura danzan al son de Lapido en alguna habitación para fumadores...solos.
Quijote y Sancho....solos.
Una catedral envuelta en un silencio gritón.Incienso y velas...solos.Una farmacia en el fin del mundo,sudor,miedo...solos.
Una ciudad que nos mira sonriendo....y duda..........solos.SALUD¡¡

Plasoaris dijo...

Creo que los recuerdos nunca deben sacarse de nosotros pues forman parte de nuestro yo mas intimos. LAs malas experiencias... uff esas habría que sacarlas pero es mejor aprender de ellas y como no... tener siempre esperanza.

Un saludo.

Vizconde de Bragelonne dijo...

"Entre la noche, la nada y tú..."
Ocurren tantas cosas en ese lugar.

Un abrazo.

Calle Quimera dijo...

Qué hermosos son esos poemas, Prometeo, las cantigas de amigo, las de amor... Solo puedo agradecerte en el alma que este poema haya conseguido retrotraerte a esa poesía tan maravillosa...

Siempre hay esperanzas, claro que las hay, solo los que están muertos pueden dejar de tenerla.

Besos.

Calle Quimera dijo...

Gracias por esas palabras, Adolfo, que son un pequeño poema.

Besos.

Calle Quimera dijo...

Los recuerdos son la huella sobre la arena de lo vivido, Malena, no se pueden borrar aunque te lo pidan, aunque tú quieras. Quienes dicen "Olvídame" o "Te olvidaré" no saben en realidad lo que están diciendo... Se puede borrar el dolor o la alegría que alguien o algo causó, se puede volver a poner sobre la mesa un recuerdo y que eso ya no signifique nada emocionalmente para uno, pero el recuerdo no se puede eliminar de un plumazo, aunque a veces lo quisiéramos así.

Besos, princesa, se te quiere. Y mucho... :-)

Calle Quimera dijo...

La desmemoria implica perder parte de una vida, Callejerilla, es así, como lo dices, y eso nunca debemos permitirlo. El recuerdo reciente da paso a un martirio más cruel, también es verdad, pero a los recuerdos les pasa como a las fotos: van perdiendo color e intensidad con el tiempo. Tú aún no has tenido tiempo de comprobarlo, princesa, yo sí... Por mucho que duela un recuerdo y parezca que siempre será así, el más cruel de todos ellos pierde su fuerza con el tiempo, hasta no ser más que una cicatriz que, si fue demasiado profunda cuando era herida, en alguna que otra ocasión molesta un poquillo cuando cambia el tiempo, pero nada más. Créeme.. :-)

Malena llevaba muchísima razón, y Manuel de la Rosa, cundo habla de la diferencia entre recuerdos y malas experiencias, lo mismo. Una mala experiencia termina borrándose..

Un besazo enoooooooooooooorme.

El peletero dijo...

Cuando se tiran recuerdos no queda nada,
aunque nada es todo
y todo siempre es demasiado.

Algo queda aunque sea en la piel.
Una señal, una cruz, un lema,
o aquel vaso lleno de hiel.

Me asusta no recordarte.

manuel rubiales dijo...

También doblan las esquinas de esta calle los versos, qué maravilla...

Betty Branco Martins dijo...

.querida___________Malena



a tua poesia



como ela é encantadora




.sentir das recordações


é vida em nós_____enquanto o nosso coração



pulsar_____...











beso_____con_____cariño

Adolfo Payés dijo...

Saludos por aquí visitándote pues al dirección mía tenia un error así te dejo la correcta..

saludos...

http://apayess.blogspot.com/

Raùl Junquera dijo...

PROBANDO.....

nadie dijo...

joder Avalòn, mira ver si puedes entrar en mi blog, me dicen que no existe, puedo comentar con mi contraseña pero despuès no aparece nada en mi perfil, estoy probando a ver que pasa, disculpa que utilice tu blog..

besos!!

raul junquera dijo...

Ni te preocupes ya, en el segundo apareciò nadie y ahora ni puedo acceder... joder, espero que sea temporal...

Calle Quimera dijo...

Ha sido una muy interesante distinción la que has hecho entre recuerdos y malas experiencias, Manuel de la Rosa. Muy buena distinción... Y estoy totalmente de acuerdo contigo; muchas veces englobamos las malas experiencias
dentro de la categoría de los malos recuerdos, y es una equivocación, muchas veces intentamos borrar lo que no debemos...

Besos.

Calle Quimera dijo...

Ha sido una muy interesante distinción la que has hecho entre recuerdos y malas experiencias, Manuel de la Rosa. Muy buena distinción... Y estoy totalmente de acuerdo contigo; muchas veces englobamos las malas experiencias
dentro de la categoría de los malos recuerdos, y es una equivocación, muchas veces intentamos borrar lo que no debemos...

Besos.

Calle Quimera dijo...

Llevas muchísima razón, Vizconde, en esa tierra de nadie pueden ocurrir muchííííísimas cosas. Unas veces ocurren, otras no.. :-)

besos.

Calle Quimera dijo...

¿Sabes lo que pasa con los recuerdos, Etinarcadia? Que se van diluyendo con el tiempo, que pierden color, que a veces sus contornos llegan a ser tan difusos que incluso adquieren formas que no tenían, y uno pasa a desvirtuarlos tanto que incluso termina por "inventar" un recuerdo nuevo a partir de otro real.

Pero hay algunos que jamás llegan a la tipificación de "recuerdo", son trozos de vida congelados para siempre que no pierden color, forma, frescor... No, no son recuerdos. Son presente guardado en una urna.

Besos, bicho. :-)

Calle Quimera dijo...

Cuando se tiran recuerdos se quedan vacías las habitaciones de la memoria, Peletero, y desde luego, el eco retumba en ellas. El vacío perfecto no existe, al menos en esas dependencias del cerebro. Por el mismo motivo siempre queda algo tatuado en la piel, nunca se vive en balde, sin consecuencias.

A mí no me daba miedo no recordar, pero hace un tiempo que empiezo a pensar si debiera dármelo o no. Un muy buen amigo me pone en esa duda algunas veces...

Petons.

Calle Quimera dijo...

Las esquinas de esta calle las doblan versos, prosas y.. hasta el aire que trae olorcillo a rosas y a vino, Manuel Rubiales.

Besos y vino.

Calle Quimera dijo...

De las malas experiencias es mejor sacar antes de echarlas de nuestras vidas alguna conclusión, Plesoaris. Por lo menos, que sirvan de algo...

Besos, gracias por tu visita y bienvenida en nombre de Etinarcadia, mi compañero de blog, y en el mío.

Calle Quimera dijo...

Gracias por tu visita, Betty. Un cordial saludo.

Calle Quimera dijo...

Tomamos nota de la dirección correcta, Adolfo.

Besos.

Calle Quimera dijo...

Raúl, ¿qué pasa con tu blog? por lo visto se arregló, pero acabo de entrar y dice que ya no existe. ¿Qué has hecho, manitas excomulgadas...? Si te has cargado el blog no te lo perdono, así que espero que esté de nuevo funcionando YA.

Besos, bishillo. Y de perdonar nada, esta es tu casa, siempre lo ha sido. :-)

Raùl Junquera dijo...

Definitivamente me lo cerraron, me imagino que esto puede ser relativamente fàcil para laguien con conocimientos, si logran meterse en la NASA imagìnate en un blog, ¡no crees?, y eso que cambiè la contraseña despuès de que me borraran los contadores primero, pero bueno, ya abrì otro..

Ya hablè con el loco...

Besos guapetona!!!

Calle Quimera dijo...

Sí, supongo que alguien con conocimientos puede llegar al ordenador que quiera, y es indignante. Pero contra el vicio de mandar callar a la fuerza a quien no queremos oír está la virtud de no callar ni debajo de agua, ¿es o no es...? ;-)

Ya te tengo debidamente enlazado, y si el "demócrata" ese que ya te cerró un blog vuelve a hacerlo con este, tú abres uno nuevo, a ver quién se cansa antes. Será por abrir blogs....

Un besazo, rey. Mi compi se habrá alegrado muchísimo de haberte oído...

Raiza Sommi dijo...

Hay recuerdos que son lindos e interesantes.
Precioso texto

Un abrazo

El antifaz dijo...

Es el telón adecuado para bañarse en luchas con el olvido; el mar y la noche, el agua y la oscuridad.
Dicho de esa forma vuestra, se cala profunda la sensación de soledad, de cómo eres capaz de estar en un sitio y no pintar ningún paisaje.
Besos, abrazos.

Miguel Schweiz dijo...

Tú se lo dices Avalón... Cómo vas a tirar sus recuerdos "sin desaparecer con ellos entre la espuma escarchada de las olas." Cómo...

Así es mejor ¿Sí? entre la noche y tú.

Muchos besos, poeta