miércoles, 22 de octubre de 2008

PAÑUELO


He dibujado tus sentimientos en un pañuelo.
Guardado en mi bolsillo izquierdo, espera la hora del café
para dar un paseo acariciado por mi mano,
un paseo por calles estrechas, esas que nunca pisaron tus pies,
en busca de las señas de tu casa, esa en la que nunca viviste.
Y de tu voz..

Y es que tus palabras se me ausentan y muero por ello,
no estás en tu nombre, que escribo en un cristal,
te deletreo y nada me devuelve el eco.
Tu sonrisa, tan lejos hoy, parece abandonarme en mi soledad deshabitada,
tu mirada siempre sincera se bate en duelo con la tristeza,
y esas lágrimas que me pertenecen se escapan
en infinita inocencia por tus mejillas de niña rebelde.

A veces la vida es un bolsillo, café y muchas lágrimas.
Pero yo creo en ti, mi niña de romero y azahar.
Creo en tus labios moros y en tu hablar sin pausa.
Creo en tu dolor y tu sufrimiento,
y más si cabe en su próxima derrota, sin piedad pero con honor.
Amiga, todo empezó con eso...... fuerza y honor.

Y en eso estamos.





ETINARCADIA

23 comentarios:

Vizconde de Bragelonne dijo...

"A veces la vida es un bolsillo, café y muchas lágrimas." Puede ser tantas cosas la vida, ¿verdad?

Te envidio compañero de la blogsfera (en el buen sentido de la palabra). Sí, definitivamente, te envidio. Te envidio porque sientes y por como cuentas lo que sientes.

Gracias por el texto, un abrazo... y que no falte.

Calle Quimera dijo...

Apreciado Vizconde.Todos sentimos de alguna manera o de otra,tal vez un día más y otro menos.Pero sentir nos vivifica,aunque a veces queramos morir.Contamos lo que sentimos como bien podemos ,no hay trucos para esto, solo nosotros mismos y los que comparten por un minutillo nuestras palabras.
Esa empanada Gallega me imagino que la mojarías con un buen vinillo...¿no?.SALUD¡¡¡.

Raùl Junquera dijo...

Espero que la vida no sea un bolsillo como el mìo, a veces lleno y ultimamente vacìo, pero tambièn espero que esta vida estè llena de regalitos como el tuyo, ¡què bonito joè!!

SALUDOS!!!!!!!1

Calle Quimera dijo...

Pa bonito tu peazo de corazón,que yo se que lo tienes.CABRONAZO¡¡¡.SALUD¡¡¡.

Enmascarado dijo...

y en ese bolsillo a veces nos damos cuenta que hay un pequeño agujerito por el que podemos perder lo que con tanto cariño guardamos.

Y tú con tus palabras hilvanas frases con lo que coserlo, y aunque algo hayas perdido en el camino siempre lo encontraras abierto para incorporar nuevos tesoros

Salud

Trini dijo...

Quizá la vida, sólo se trate de eso de fuerza para vivirla de honor para no malvivirla.

Pienso que mientras haya pañuelos y café, no está todo perdido, sobre todo si el pañuelo lo porta quién nos quiere y el café nos acompaña cuando nos da por viajar hacia dentro.

Besos
En eso estamos.

El perro andaluz dijo...

Cada palabra, cada coma y cada punto, enmarcan perfecto aquella foto que acabo de reconocer.
Este escrito es un cuadro que me he de robar, y será colgado sobre la esperanza de algún día conocer, al orfebre y a su musa.
A por ellos.
Salud!!!

manuel de la rosa dijo...

Que verdad eso de que la vida cabe en un mísero bolsillo, y no sabemos más que fastidiar al otro solo por tener más que él...el dolor y el sufrimiento ¡claro que se puede vencer!... compartiendo los malees se pasan mejor...saludos

Anónimo dijo...

Hoy no he podido resistirme a escribir... llevo mucho tiempo sin aparecer, pero nunca he dejado de caminar por aquí... he permanecido un poco a la sombra de una farola, pero al ver la joven de la foto, he sentido de nuevo la luz... no sé, me ha resultado tan familiar, que hasta parece que la conozco... bueno, Etinarcadia, siempre me dirijo a los dos, evidentemente, pero hoy especialmente a ti: ánimo. ¿Un café? Sí, por favor, pero solo, sin lágrimas...

Callejerilla...

Nochestrellada dijo...

A veces la vida es un bolsillo, café y muchas lágrimas...

tan triste y dulce al mismo tiempo...

como eso de dibujar los sentimientos en un pañuelo...

realmente bello!


Un beso estrellado

Malena dijo...

En eso estamos, mi Caballero Etinarcadia, en esa derrota de los sufrimientos y dolores que trae la vida, y en la apertura de todas las ventanas de Calle Quimera para que entre el sol.

Muchos besos y dile a Avalon que se lance también, que llevo demasiado tiempo en la Taberna del Irlandés más sola que la una desde que me abandonasteis. :(

Ashbless dijo...

La vida es una de esas cosas que de mirarlas tan cerca, se nos ponen los ojos borrosos y es dificil que no lloremos un poco.

Para unos es “... una sombra… Una historia contada por un necio, llena de ruido y furia, que nada significa” Para otros un regalo. Al final solo queda lo que entendemos.


Un abrazo

Calle Quimera dijo...

Enmascarado.Un bolsillo que seguro guardará un tesoro maravilloso ....algún día.El agujerito todavía está abierto pero mi costurera especial está en ello.SALUD¡¡¡.

Enredada dijo...

preciosas palabras... y un pañuelo lleno de señales.
besos

El antifaz dijo...

Somos poca cosa verdad? Como una burbuja en un vaso de gaseosa, como el globo que se escapa al niño, como un charco recién puesto al sol, como la flor de un rosal lunero.
Y como vamos a tardar poco en irnos, mientras vivimos la emoción de superarnos.
Así la tinta no se seca, y queda la esencia.
Y el café... no lo dejo.
Un abrazo.

manuel rubiales dijo...

En los bolsillos solemos depositar cosas diminutas, probablemente tan pequeñas como imprescindibles en nuestra vida. Lástima que esas joyas preciosas a veces tengan que mezclarse con mediocridades como el dinero o las listas de la compra. Pero, qué sería del ying sin el yang...
Vino y ósculos

Raiza Sommi dijo...

Hermosísimo texto. Ese pañuelo está lleno de mucha vida.

Un abrazo con cariño

Calle Quimera dijo...

GRACIAS A TODOS POR VUESTRAS PALABRAS.....
SIN VOSOTROS ESTA CALLE SERÍA UN DESIERTO,SOIS LA LUZ QUE LA ILUMINA Y LA ESPERANZA QUE LA HACE DESPERTAR CADA DIA.LOCOS MARAVILLOSOS....MIL GRACIAS.SALUD¡¡¡.

Anónimo dijo...

Sí, a veces la vida es todo eso... un bolsillo, café y muchas lágrimas, pero si me permites seré un poco “bruta”... que mi madre siempre dice, que nada como los pañuelos de toda la vida, que los de papel, esos de usar y tirar no valen para nada. Que donde estén los de puro algodón que se quiten todas las modernidades porque son los que mejor absorben las lágrimas y los mocos, porque moquear... moqueamos todos, pero un pañuelo como ese.... no lo tiene cualquiera en su bolsillo.. ;-) ¿a qué no Etinarcadia? Los de papel ahora los hacen con olores a mentol pero un pañuelo con el olor a romero y azahar de esa niña, ummmm...
Besos enormes y al pañuelo también, que me ha caído bien... y a la niña, claro...

"La Bruja averías"

Calle Quimera dijo...

Me encanta tu nombre brujita......
A mi tambien me gustan más esos pañuelos casi de trapo.Salud¡¡¡.

Miguel Schweiz dijo...

Qué poema Etinarcadia, qué poema. Desde donde nace el dolor que fue el pegamento primero, a que sí... y siguió caminando, uniendo, enlazando, a que sí... y se hizo fragancia, la fragancia salvaje, la esencia de una unión irrompible, a que sí...

Me he dejado llevar y no sé por qué, auqnue puede que sí...

Un abrazo

Freddy Murphy dijo...

Eternicadia
Quedo encantado de saber que puedo secar las lágrimas del rostro del recuerdo.
y las palabras fuerza y honor me traen a la memoria gratos recuerdos solitarios en esta calle quimera.
Un Abrazo.
Y sobre todo Salud.

Freddy Murphy dijo...

Eternicadia
Quedo encantado de saber que puedo secar las lágrimas del rostro del recuerdo.
y las palabras fuerza y honor me traen a la memoria gratos recuerdos solitarios en esta calle quimera.
Un Abrazo.
Y sobre todo Salud.