martes, 13 de mayo de 2008

LA LIBERTAD DE ADOUM



POÉTICA A DOS VOCES

Aves corola que deshoja sin preguntar el viento

" -... vinieron en la noche, derribaron la puerta..."

por sus propios colores perseguidas

-"... hirieron al hermano y quemaron los libros..."

con las alas mojadas en estanques de altura

-"... bajaron a registrar hasta abajo del suelo..."

flechas del paraíso clavadas a su aliento

-... rompieron los retratos, desgarraron mis ropas...

"las lineales celosas ahogadas del aire"

-... entre caballos se llevaron al marido...

"otoños en exilio forasteras del tiempo"

-... le colgaron de los dedos quebrándole las manos...

"guareciendo su pluma en bodas de algodones"

-... le han dejado con los pies en agua helada...

"amor que se adormece en la ola del vuelo"

-... ha muerto y lo enterraron no sé en dónde...

"con burbujas de nube entre los remos"

-... hoy se llevaron ya hasta a los niños.

Yo quería añadir: Su orden de aluminio...

Pero no puedo, pero no me dejan

y no quiero y me callo.

Tal vez matarlos es ahora el poema más puro.


De "Yo me fui con tu nombre por la tierra" Jorge Adoum 1964




Yo soy

tú eres

él es

nosotros somos

vosotros sois

ellos son.


Pero... ¿sois, son, somos?

Mi libertad no es real sin la tuya,

sin la de él, sin la de ellos.

Yo solo soy libre en tu libertad.

Si no es nuestra libertad,

la vuestra y la suya, no es Libertad.

Ha llegado el tiempo.

Hay que apacentarla en otros prados y

desvestirse de la inmemorial herencia del miedo,

dejarlo flotar, arrastrado como flores muertas,

en ríos de agua limpia que no estén formados ya

por las lágrimas de los hombres ni por su sangre,

para recién nacer absueltos del pecado original,

absueltos del pecado criminal, y heredar el reino del futuro.

Es preciso fundar otro Edén del que no nos eche

la espada flamígera del ángel de un Dios enfurecido,

migrar libremente a la tierra

y volverla a poblar de hombres y de historia.



37 comentarios:

Raùl Junquera dijo...

Pues serà como usteden dicen, yo de momento espero explicaciòn, lo que sì entiendo es que habeis vuelto y eso lo celebro en la taberna del irlandès, donde llego a ser libre --yo soy libre--

SALUDOS!!!

Jassy dijo...

Cientos de pueblos han sido esclavos de otros como ellos, aún ahora lo siguen siendo, nosotros debemos dar gracias a Dios de que podemos decirnos libres, esclavos quizas solo de nuestros propios pecados.
Un beso, es genial saber que estan ahi.

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Será casualidad o no, pero hace unos minutos leía estos versos de Miguel Hernández:

¿Quién habló de echar un yugo
sobre el cuello de esta raza?
¿Quién ha puesto al huracán
jamás ni yugos ni trabas,
ni quién al rayo detuvo
prisionero en una jaula?

La libertad es lo más valioso que tenemos, si nos la quitan, nunca seremos las personas que somos o que con el tiempo podemos llegar a ser. En algunas ocasiones me da miedo escuchar ciertos sectores tanto de la política como de los medios de comunicación de este país. Si intentan manipular a las personas a través de la mentira, la tergiversción y otras malas artes, no quiero ni pensar lo que serían capaces de hacer con un poder total y absoluto. Luchemos por la libertad en general, de creencias, de expresión de lo que nos dé la gana.
Un fuerte abrazo.

www.minombre.es/manuelrubiales dijo...

Como dice Raul, yo estoy encantado con el regreso, además compruebo con satisfacción que lo habeis hecho para sorprendernos con energía. Fabuloso.

El perro andaluz dijo...

Se me vino a la mente el grito de Willian Wallace en la película "Brave"heart": ¡¡¡FREEDOM!!!
Para ser libre, hay que ser valiente.
Un abrazo, mis valientes.

Malena dijo...

Precioso poema cargado de realidades. Mientras no exista libertad en todos los pueblos de la tierra, nosotros no podremos sentirnos realmente libres, siempre estaremos en una especie de deuda con ellos por no saber ayudarlos lo suficiente.

Mil besos.

(Ya os echaba de menos)

Calle Quimera dijo...

La verdad es que ha quedado de puta madre.Fuerza y Honor compi.Y a toda la gente de calle quimera solo decirles...SOMOS¡¡¡.SALUD¡¡¡¡.

ElPoeta dijo...

Qué crudo el grito de Adoum y qué hermoso ese canto a la libertad con que le dais respuesta: todo un himno a la solidaridad y a la libertad. Estaba muy sola esta calle. Os doy la bienvenida en este majestuoso regreso. Abrazos, besos,
V.

Ashbless dijo...

Preciosos los poemas.

Coincido -quizás- con mister Junquera. Yo soy libre.

Si mi libertad depende de la resolución de los conflictos, de ideales y de luchas, no seré libre nunca, porque el conflicto en si mismo nunca encontrará final.

Yo soy libre porque nada ni nadie puede atarme, porque si yo me siento libre, nada puede atar lo fundamental.

Vizconde de Bragelonne dijo...

En 1946 Martin Niemöller expresó de manera brillante la indiferencia ante la injusticia y sus consecuencias. En España existe, no sé porqué, la creencia de que esas palabras pertenecen a Bertolt Brecht.

El poema (o discurso) va relatando como los Nazis van "llevándose" a unos y otros grupos ante la indiferencia del autor hasta que al final cuando le atacan a él ya es demasiado tarde. Quiere expresar el error de la indiferencia entre los intelectuales alemanes en el comienzo de la dictadura de Hitler.

Son muchas las teorías y versiones acerca de los grupos que menciona (judios, enfermos incurables, negros, comunistas, obreros, socialistas, democristianos, católicos...). De hecho, el mismo autor, haya por 1976, confesó que no recordaba la versión original y dio una que le pareció apropiada. Me parece paradójico que precisamente en ese discurso quepan discusiones acerca de qué grupos incluir.

Por mi parte voy a hacer de mi capa un sayo. Aprovechando que el Tormes pasa por Salamanca y que el poema le pega mucho a vuestro post, he decidido hacer mi propia versión, eso sí, actualizando la problemática que quiero denunciar. Me explico, para mi el problema de hoy en día no es la indiferencia de los intelectuales, sino la excasa repercusión de éstos en la sociedad; debida, entre otras cosas, la muy deficiente educación que se imparte a pesar del esfuerzo de muchos docentes. Hablo (escribo) con conocimiento de causa.

Primero vinieron a por los unos.
Pero eso no iba conmigo y me dio igual.
Luego vinieron a por los otros.
Pero yo estaba a lo mío y ni siquiera me enteré.
Mas tarde se llevaron a esos.
Pero como no sé mirar, no supe verlo.
Hace bien poco que se están llevando a estos.
Pero nadie me ha dicho que deba hacer algo y no me atrevo a hacerlo.
Ahora me llevan a mi.
Tarde entiendo lo que nadie me supo enseñar.

P.D.:Más matemáticas, más filosofía y más comentario crítico de texto que abren la mente, y menos "ciudadanía" que aliena.

Trini dijo...

Estos dos poemas, en especial el primero, impactan por la dureza de su realidad.

Es cierto, volvéis con toda la fuerza de la libertad que nos dan los blogs.

Un abrazo

SCD dijo...

Ya lo dijo el caballero de la manchísima:

"La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida".

C - A - L - I - D - Á

Saludos amigos!!!

manuel-tuccitano dijo...

Muy bien expreasada el ansia de libertad... ciertos párrafos me recuerdan pasajes de la vida de mi abuelo que tan mal fue tratada en la guerra civil....un saludo

María Narro dijo...

dos cosas se me han venido a la mente mientras leía ésta original e impactante poética a dos voces: el atentado a la casa cuartel de Álava, el acoso hacia Telma Ortiz y otros acosos.

libertad... ¿dónde?

un abrazo y Felicidades por el 'experimento'

Victoria a la Paz dijo...

Me encanta la fuerza de los dos poemas, antes y ahora, por la libertad, esa diosa tan ansiada y tan escurridiza.
Os dejo por aquí algo que escribí sobre la libertad...
"Alguien me dijo una vez que la libertad es una quimera real, un imposible chasco, un profundo lamento sonriente. Que era una huida hacía delante siempre por la cuerda floja, donde se la quedan los logros y las expectativas, un incesante mantener el equilibrio para no perder el control de los dos lados. Me dijo un día, que sí caía hacía el lado de la cordura entonces la libertad sería un permiso, una licencia, un desembarazo, una excarcelación, una emancipación, una liberación. Sí, por el contrario, caía hacia el de la locura entonces la libertad sería un albedrío, un atrevimiento, una valentía, una sinceridad, una espontaneidad, un libertinaje".

Os felicito por este trabajo.

Un besazo y un canto a la libertad.

Calle Quimera dijo...

Más o menos lo que se viene a decir aquí, Raúl, es que nadie es
realmente libre si los demás no lo son, y que para tener un mundo
en que la libertad de uno se cimente en las cadenas de otro habría que empezar de nuevo, habría que cambiar uno por uno todos los pilares sobre los que se asienta una sociedad. Comenzar de cero, salir de nuevo el Paraíso y volver a poblar la tierra, pero sobre conceptos distintos. Una nueva humanidad. O sea, una quimera, bishi, ¿qué se podía esperar precisamente en la Calle Quimera?

Un beso, cielote, y tómate lo que quieras en la taberna, el irlandés invita. Y..sí, eres de laspersonas más libres que conozco.

Calle Quimera dijo...

Así es, Jassy, las cadenas parecen ser inherentes a la naturaleza
humana. Unos pueblos son, han sido y seguirán siendo esclavos unos de otros, unos hombres lo son de otros, y cada cual lo es de sí
mismo y de sus circunstancias. La cosa pinta difícil para la
libertad...

Gracias por ser siempre tan cariñosa, Jassy, de verdad que se
agradece. No estamos aún todo lo que quisiéramos, pero lo
estaremos, seguro, Un beso muy grande, y salud.

Calle Quimera dijo...

Alberto, a la humanidad le ha costado más de 20 siglos llegar a
tener la ideas tan claras como tú las expresas ahora, apoyándote
además en Miguel Hernández. Nunca debemos permitir que nos quiten
de nuevo lo que tanta sangre y sufrimiento ha costado, no hay poder en el mundo que deba robar la libertad por la que tantos han muerto y seguirán muriendo, al menos la que disfrutamos en lo que llamamos genéricamente Primer Mundo y que no tendríamos que cejar haasta ver extendida a todo el planeta.

Un abrazo y un beso enorme para ti, y salud.

Calle Quimera dijo...

No toda la energía que querríamos, Manuel Rubiales, pero todo se
andará. Despacito y con buena letra...

Besos, salud y un vaso de buen vino, el que más te guste.

Calle Quimera dijo...

Qué buena película esa que citas, Allan... "Pero nunca nos quitarán...¡¡la libertaaaaaaaaaaaaaad!!".. ¿No era así, más o menos, la frase?

Para ser libres hay que ser valientes, y también echar mano de
mucho valor para ser libre, no creas. Hay quien se encuentra mejor con las cadenas puestas... Nosotros, desde luego, no.

Un beso enorme, querido amigo, y salud.

Calle Quimera dijo...

Nadie es realmente libre si el de al lado no lo es también, Malena, esa era la idea que queríamos transmitir. Y estamos en deuda con demasiados millones de habitantes de este planeta.... Algún día habrá que saldarla, y mientras más pronto, mejor.

Mil besos para ti también, cielo, y gracias por todo. De corazón. Mucha salud...

Nochestrellada dijo...

como dice Benedetti en su poema Hombre preso que mira a su hijo

"creian que libertad era tan solo una palabra aguda"

saludos

Calle Quimera dijo...

Sí que es duro el grito de Adoum, Poeta, muy duro, porque eso que dicen sus versos sigue pasando en muchas partes del planeta para vergüenza de todos.

Gracias por salir a recibirnos de forma tan cariñosa. Un beso, y salud.

Calle Quimera dijo...

Has pinchado la cara B del disco, Ashbless: la libertad personal. Es cierto, si mi libertad depende de que los que carecen de ella la obtengan, sus cadenas serán las mías, y todos sabemos que los conflictos no cesarán, o al menos los que estamos comentando esto no viviremos para verlo. Pero nosotros creemos que es así, que nadie es del todo libre mientras haya ciudadanos del mundo que no lo sean. Pero viniéndonos a un plano más "realista", es posible la libertad personal si sabemos desatarnos. No todo el mundo lo logra, así que me alegro en el alma por ti. Estoy segura de que lo consigues, querido Ashbless.

Un besazo, y salud.

Calle Quimera dijo...

Ante todo, Vizconde, te agradecemos profundamente tu comentario, sobre todo por el tiempo y el empeño que le has dedicado. Tanto el poema-discurso de Martin Niemöller como la atinada versión que haces de él ponen el dedo en la llaga que nosotros intentábamos señalar. Cuando existe un problema del calibre del de la falta de libertad, es un problema de todos, no solo del que lo padece. s cierto que no caben discusiones acerca de qué grupos incluir en esa lista fatídica, todos estamos en el banquillo, absolutamente todos. Si con las armas de que se dispone hoy y los avances tecnológicos que tenemos surgiera otro Hitler un poco más avispado y mejor estratega que el señor del bigotillo, dime quién se salvaba de la quema. Siempre pensamos que el problema lo tienen los demás, hasta que nos toca a nosotros mismos y entonces ya es tarde.

Yo también conozco de primera mano lo que pasa en las aulas, Vizconde, así que me uno a tu consigna: más matemáticas, más filosofía y más comentario crítico de texto, más historia, más lengua (por la parte que me toca) y menos estupideces (me refiero a la "ciudadanía").

Un besazo, y salud.

Calle Quimera dijo...

El primer poema es terrible, Trini, terrible precisamente porque ocurre, sigue ocurriendo y no cesará si seguimos indiferentes a cuanto ocurre en otras partes del mundo. En el segundo intentábamos hallar una esperanza quimérica, sí, pero una esperanza a tanto horror.

Un besote, y salud.

Calle Quimera dijo...

Muy buena cita, SCD. Por la libertad muchos arriesgan y arriesgaron su vida, por conseguir ese pálido reflejo de libertad de que ahora disfrutamos. Seguramente, es por lo único que merece la pena aventurarla.

Un besote, y salud.

Calle Quimera dijo...

La sinrazón es igual en todos los sitios, Manuel Tuccitano, y las atrocidades no varían de una geografía a otra. Y es que estamos todos en el mismo barco, unos a proa y otros a popa, pero en el mismo barco.

Un besote, y salud.

Calle Quimera dijo...

Es cierto, María, ¿dónde la libertad? Esa de que presumimos a boca llena tiene muchas grietas, demasiadas, y acabas de citar dos. Queda mucho trabajo por hacer, nosotros no sabemos cuál y cómo exactamente, pero sí que quedarse callados e indiferentes a cuanto ocurre es añadir un eslabón más a las cadenas que llevan muchos.


Besos, princesa, y salud.

Calle Quimera dijo...

Gracias por dejarnos aquí ese precioso texto sobre la libertad, Victoria. Me ha gustado sobre todo esto:

"Alguien me dijo una vez que la libertad es una quimera real". Es a lo que nos gustaría aferrarnos, a que puede ser algo factible.

Besos, y salud.

Calle Quimera dijo...

Preciosa cita, Nochestrellada. El problema es que muchos siguen pensando eso, que "libertad" es solo una palabra aguda, y es algo que va mucho más allá de una mera palabra. Mientras no trascendamos y vayamos más allá de ese conjunto de fonemas, seguiremos sin poder conjugar ese presente del verbo "ser" que encabezaba el segundo poema: Yo soy, tú eres...ellos son"

Besos, y salud.

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Nadie sera libre porque siempre habra algun pueblo oprimido, cuando en un lugar se festeja la libertad en otro lugar se derrama lagrimas. Es una idea utopica pero creo que se debe seguir viviendo con ese precepto... Gracias y un beso,

Campanita de BarZaires dijo...

Lo dijo Ghandi...No hay camino hacia la libertad, la libertad es el camino.
Encantada siempre de leeros y de pasearme por vuestra calle quimera.
Un beso.

Calle Quimera dijo...

Es como lo dices, Lena, mientras el hombre sea hombre nunca será del todo libre porque siempre habrá alguien a quien le habrá puesto cadenas. Pero dejarlo estar, callar, es asentir, y eso no debemos hacerlo nunca. Así es, debemos seguir viviendo con ese precepto. Por si acaso...

Un beso, y salud.

Calle Quimera dijo...

Y Gandhi llevaba razón, Campanita, la libertad hay que hacerla día a día, como se hacen los caminos.

Encantados nosotros con verte por aquí, por escuchar tus palabras siempre tan cariñosas.

Un beso muy fuerte, y salud.

Aleksander Nagi dijo...

… aprendices eternos somos… no me canso de repetir esta frase… que rico poder contar con manantiales de conocimientos, donde el aprender y el conocer se vuelve un placer…

… es lo que sucede conmigo cuando viajo en mi pequeña barca entrando en páginas que irradian lo que irradian, entre sentimientos, enseñanzas, historia y criterio… un trabajo intelectual basado en reflexiones y opiniones que oscilan entre el con y el contra, donde fluye lo personal entre conformes y no conformes

… siendo de origen libanés, nunca supe sobre el gran personaje Jorge Adoum… y que rico tener por debajo del brazo la CAUSALIDAD siempre presente, para aterrizar en esta pradera que es su Calle Quimera y encontrar temas con tanta variedad de colores y motivos… me es difícil poder expresar, aun que sea una ínfima parte de lo que siento en estos momentos, pero, de lo que estoy seguro, es que mi regocijo no tiene limites hoy.

… es un regocijo por descubrir algo nuevo que amerita profundizarse en sus aguas, conociendo caras de un ser como el maestro Adoum. Y por el otro lado, leer sobre la LIBERTAD… la palabra mágica anhelada por todos siendo la más atropellada y utópica… unos la piden con trajes blancos, acostándose por debajo de los caballos para impedir su paso, con sal entre las manos, y derrotando un emperio… otros manchando sus manos con sangre, causando terror y sufrimiento, traumas y traumatismos con la infinita estupidez humana que los caracteriza, con títulos y poderes de franquicias celestiales… y llega la tercera manifestación que se encuentra en las manos de los que la han prostituido y la ligan a la democracia otro sofisma y otra demagogia… y bajo este titulo cargan en su propia cuenta la vida de millones de personas desde Dresden, Japón, para llegar a Irak hoy… y lo que viene todavía…

… mis felicitaciones y de todo corazón por la oportunidad para aprender… gracias por enseñar… y gracias por rescatar paginas históricas que hablan sobre el dolor de antes, que seguimos viviendo todos hoy, pero en formas diferentes y manifestaciones diferentes… “… la historia se repite, en circunstancias diferentes y condiciones diferente, pero en el fondo es igual…” Mohamad Hasanen Haikal, Historiador y periodista egipcio…

Un fuerte abrazo

Kim Basinguer dijo...

Me han encantado las palabras que has puesto sobre la libertad, yo siempre pienso que es algo que está dentro de nosotros, pero es cierto que si no somos todos libres, es que somos esclavos.
Y no se que es peor si la esclavitud impuesta o la que nos imponemos a nosotros mismos, porque con la primera podemos luchar, de la segunda no sabemos que la tenemos y es mas triste.